Hay algo que quiero contarte y no cabe en un tuit

0
414
'Hazme un 'retuit' y te sigo: una reflexión (ambivalente) sobre las redes digitales y sus efectos en la comunicación y hacer político'
LAURA MACÍAS FERRERAS  |  Fotografías: Laura Macías

Los estudiantes del Máster en Investigación de la Comunicación como Agente Histórico-Social presenciaron el pasado miércoles 9 de marzo la charla que ofreció el doctor en Ciencia Política y periodista Jorge Resina sobre el uso político de Twitter, organizado por la profesora e investigadora del Área de Periodismo Eva Campos Domínguez.

‘Hazme un ‘retuit’ y te sigo: una reflexión (ambivalente) sobre las redes digitales y sus efectos en la comunicación y hacer político’. Así tituló Resina su “clase”, como él mismo la llamó, que duró cerca de dos horas y media y que se desarrolló de una forma muy dinámica por la cantidad de cosas interesantes que el periodista compartió.

Cuatro puntos fueron los que se tocaron para resumir la charla, a pesar de que no dio tiempo a terminar con la investigación que Jorge había realizado sobre el uso de las redes sociales en una de las últimas campañas políticas que ha habido en América Latina.

¿Cómo se comportan los medios de comunicación frente a la política o el periodismo? La prensa se va adaptando a los nuevos recursos digitales, no le queda otra. Sale a debate la función del periodista, puesto que ahora ya existen herramientas como Twitter, que permiten a los ciudadanos comportarse como periodistas. “Pero, ¿eso es periodismo?”, dejaba el ponente en el aire.

Por otro lado, dentro del concepto de esfera pública digital, que era otro de los puntos que se estuvo tratando a lo largo de toda la clase, Jorge abordó cómo las redes sociales han cambiado la interacción entre el público y el político. La relación clásica siempre ha consistido en escuchar al ciudadano o, al menos, esa es la imagen que se ha pretendido dar. Ahora esto es mucho más accesible con Facebook o, de nuevo, Twitter, que fue la red a la que más se hizo referencia, puesto que es la más consumida por los usuarios para este tipo de fines.

El debate fundamental dentro de este punto consiste en si, realmente, el proceso de digitalización nos lleva a una democratización por la participación y deliberación que facilita Internet. Jorge remarcó, sucesivamente, el innegable efecto de la tecnología en la sociedad a través de los medios y cómo ello nos lleva a la colectivización de las ideas por la autocomunicación de masas que provocan las redes sociales y su acción conectiva.

Creo que vivimos en un mundo híbrido, hasta los platos lo son”, bromeaba Resina. Existe una socialización a través de las redes que provoca la construcción social de la realidad. Es decir, han aparecido una serie de elementos que contraen nuevas dimensiones. Las emociones juegan un papel muy importante: los símbolos han condensado muchos significados diferentes y el político está aprendiendo a manejarlos para trasladar su campaña a las redes. “La era de la información y digital pone en tela de juicio las identidades de cada uno”, explicaba.

Un momento durante la charla 'Hazme un 'retuit' y te sigo: una reflexión (ambivalente) sobre las redes digitales y sus efectos en la comunicación y hacer político'
Un momento durante la charla ‘Hazme un ‘retuit’ y te sigo: una reflexión (ambivalente) sobre las redes digitales y sus efectos en la comunicación y hacer político’. Fotografía: Laura Macías.

La tecnoplolítica se pregunta hasta qué punto se está banalizando el debate con metodologías como los 140 caracteres de Twitter. Las redes sociales han abierto una línea porosa que roza el sensacionalismo y el populismo entre lo que es público, privado “y lo íntimo”, como aportaba Jorge, en la vida de un político. Las redes humanizan al político.

“¿Caminamos hacia una política blanda (soft politic)?”, se cuestionaba. Es muy fácil firmar peticiones en Change.org o dar un like, y por eso parece que el ciudadano se acomoda en el espacio digital y deja de hacer un esfuerzo al margen Internet y las redes. 

Sobre América Latina, tema en lo que se especializa Resina, se aplica todo lo anterior. Las redes sociales consiguen transformar a los políticos, como el caso de las próximas elecciones presidenciales en México. Siete de cada diez personas tienen un smartphone.

La desconfianza política va a marcar el patrón sobre hacia dónde se va a mover la sociedad y la ciudadanía. Con esto se plantea si las clases emergentes tienen futuro, por eso la gente se moviliza con el voto y de ahí los nuevos ciclos electorales (Guatemala, Venezuela y Argentina) .

El rostro de la política cambia volviendo a los partidos más horizontales. Los políticos vienen de procesos diferentes a los tradicionales. Así han surgido movimientos como el 15M en España; movimientos sociales que son difíciles de categorizar.

La ciudadanía ha recurrido a infinidad de métodos para visibilizar sus opiniones y protestas. Jorge nos habló de muchos de ellos con gran entusiasmo. Por ejemplo, cómo unas mujeres fueron a las oficinas de Bankia a cantar y bailar flamenco al mismo tiempo que criticaban el caso Bankia y viralizaban su actuación para lograr ese impacto que se busca. Por otro lado, los estudiantes del Máster conocieron el concepto ‘artivismo’, fusión de arte y activismo. El profesor, asimismo, dio a conocer diferentes movimientos estudiantiles que con esfuerzos y la ayuda de las redes han logrado tener voz, como por ejemplo el Abrazatón en Colombia, #YoSoy132 en México, la acción feminista bolivariana o la Marcha de las Antorchas en Honduras.

Compartir