La experiencia más extraordinaria para un periodista deportivo

2
904
ALEJANDRO LOSADA FERNÁNDEZ  |  Fotografía: Irene Ruiz

Hace apenas un mes estaban cubriendo los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, y el 4 de octubre a las doce de la mañana se encontraban en el Salón de Grados de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Valladolid cuatro reconocidos periodistas deportivos: Julián Redondo, del diario “La Razón”; José Ignacio Tornadijo, de la Cadena SER; Lourdes García Campos; de Televisión Española (TVE); y Manuel Martínez, de Radio Nacional de España (RNE). Todos ellos estaban dispuestos a contar en un abarrotado escenario -más de uno tuvo que permanecer de pie durante dos horas- cómo es cubrir el sueño de cualquier profesional: retransmitir unos JJ. OO.

Como en todas las conferencias, la presentación corrió a cargo de los organizadores de la jornada, Íñigo Torres de la Asociación de la Prensa Deportiva de Valladolid, y el presidente de la Asociación de la Prensa de Valladolid que, tras unas palabras de agradecimiento, dieron paso al comienzo de la conferencia. Julián Redondo, fue el primero en hablar. Estos han sido sus quintos JJ. OO. Pensaba que después de los de Tokio, ya no le iban a gustar los otros y de hecho llegó a pensar en la negativa de ir a estos últimos, ganándose la regañina amistosa del resto de los ponentes y la envidia sana del público que le escuchaba. Eso sí, acabó arrepintiéndose de pensar aquello porque los Juegos Olímpicos “fueron inolvidables”.

Íñigo Torres, le dio paso con un bonito discurso y el periodista de La Razón comenzó a contarnos anécdotas e historias que dejaron asombrados y abobados a los espectadores, contaba las historias tan bien, como Messi hacia una vaselina. Relató a los asistentes cómo “caían pedacitos” del techo o cómo, debido al virus del Zika, tanto la sala de prensa como el autobús que los transportaba estaban a 14 grados, por lo que “era necesario abrigarse con una chupa o lo que fuera”. Asimismo, cuando él y varios compañeros se encontraban en una parada de autobús escucharon lo que creían que eran petardos: “Eran disparos entre la policía y unos asaltantes que querían interceptar el tren que iba a pasar por allí”. Todo quedó en un susto. En cuanto a lo puramente deportivo, señaló que “la carrera de Bolt era a las 22:30 en Río y aquí era a las 3:30. Eso nos partía”. Igualmente, apuntó que, cuando no había nada reseñable, “montábamos historias alrededor de un récord, una medalla”. Y animó a los asistentes: “Es la experiencia más extraordinaria que puede vivir un periodista deportivo”. Si hubiese podido habría estado hablando él solo las dos horas que duraba la jornada y no le hubiese importado a nadie, todo el mundo le miraba con expectación, interés y ganas de que no se callase nunca. Nos hizo reír haciendo gala de su típico humor irónico y cada anécdota que salía de su boca nos maravillaba.

Seguidamente, intervino José Ignacio Tornadijo. Empezó, al igual que su “colega”, hablando de la seguridad: “Si te sales de la Villa Olímpica, tienes un problema”. Aun así, “fue mucho menos de lo que decían”, puesto que “el primer mosquito apareció a los dos días y luego, nada”. Este, también incidió en el virus Zika señalando con una sátira que “las noticias que recibíamos eran muy exageradas. El fabricantes de los repelentes se ha debido de forrar”. Y concluyó: ” Si alguna vez, tenéis la posibilidad, no dudéis. Donde están los mejores deportistas en una misma ciudad es en los Juegos Olímpicos”, finalizó el profesional de la SER.

A continuación habló Lourdes García Campos, que afirmó que “es la experiencia más maravillosa que hay. Nunca se sabe cuándo van a ser los últimos”. Apuntó que los periodistas que acuden a unos JJ. OO. “somos unos privilegiados. La gente <<mata>> por ir a unos”. Y recalcó que ha tenido “la posibilidad de cubrir varios deportes”. No sabe si va a poder acudir a otros, puesto que “cuando me fui de Río, sentí una gran tristeza: los derechos de los próximos Juegos, en Tokio, ya no los tiene TVE”. Siguiendo la línea de José Ignacio Tornadijo, señaló: “Puedes ver el máximo nivel en todos los deportes, a los mejores deportistas”. 

Manuel Martínez fue el último, aunque no por ello menos importante. Él no salió del IBC, pero rezó por ir a los Juegos Olímpicos y los dioses le debieron escuchar, porque en verano se encontraba a 81124.24 km de España entrevistando en el estudio montado por Radio Nacional a deportistas ganadores de medallas de oro con España como Carolina Marín. “Cuando me dijeron el año pasado que iba a ir, me sentí el tío más afortunado del mundo”, dijo con una gran sonrisa. Y, como sus compañeros, alentó al público: “Si os gusta el periodismo y el deporte y tenéis la ocasión, no dudéis en ir”. Si con este elenco de periodistas deportivas era poco, Íñigo Torres nos hizo saber de la existencia en la sala de personajes del mundo deportivo tan importantes como: la ex atleta Mayte Martínez, el entrenador del balonmano Valladolid, el Presidente de la APV, la presidenta del Rugby femenino y un largo etcétera.

Mayte Martínez
A la presentación acuden distintas personalidades del mundo deportivo. Entre ellas Mayte Martínez, exatleta

Algo muy curioso, y sin preparación alguna, fue que todos los ponentes de la charla cerraron sus intervenciones con esta frase: “Para un periodista y más aún para un periodista deportivo, unos Juegos Olímpicos es la experiencia más increíble de la vida, es el mundial de los mundiales, algo inolvidable”.

Y con esta conclusión llegó el momento en que les tocaba examinarse a los conferenciantes con el turno de preguntas. Las hubo de todos los colores, desde el inocente blanco con preguntas cómo qué les había parecido la ceremonia de los Juegos Olímpicos al contar con tan poco presupuesto; hasta el siempre temeroso negro, esas preguntas tan incómodas de responder aunque seas un profesional de los medios de comunicación. En este caso la pregunta que se llevó el apelativo de terrorífica fue la de un espectador de la casa, un profesor de la Facultad y a la vez un árbitro que estuvo como juez de silla en Rio, cuya pregunta fue: ¿Creen ustedes que es injusto el trato que se le da a los deportistas de los Juegos Olímpicos durante toda su carrera presentándoles solo atención durante el transcurso de éstos? 

La pregunta parece fácil de responder: sí, no, quizás. Pero la respuesta de Lourdes: “Lo que pasa es que en España no hay base ni educación deportiva”, provocó que Julián contestase: “Lo que manda hoy en día en España en los medios de comunicación, no son los jefes, sino el dinero”. Respuesta que dio pie a que se abriese otro debate que dio paso a otro y otro y así hasta que por desgracia la jornada llegó a su fin, haciéndose corta y ” aunque me podría pasar horas escuchándoles, he de despediros ya” dijo Íñigo Torres, poniendo punto final a una velada especial que se ganó todos los aplausos que recibió cuando el moderador pronunció las últimas palabras. Esperemos que haya más y tan buenos como éste.

2 Comentarios

Comments are closed.