Erasmus, un hogar lejos de casa

0
405
MARÍA SEVILLA LÓPEZ  | Fotografía: Hebe Such  |

Solicitar un Erasmus puede marcar un antes y un después en tu vida. Aprender a vivir solo, valerte por ti mismo o perderte en un nuevo país son algunos de los inconvenientes que se convertirán en oportunidades gracias a esta experiencia.

Esta iniciativa, nacida en 1987 con el objetivo de fomentar los intercambios culturales entre países europeos, atrae a miles de universitarios cada año. De hecho, España se ha convertido en el país que más jóvenes recibe cada año, con casi 40.000 estudiantes.

La universidad de Valladolid ofrece muchos destinos para los estudiantes, pero, Torino es uno de los más solicitados. La ciudad piamontesa ofrece un entorno internacional, que cautiva a los jóvenes por su ambiente y su belleza italiana. ‘Venir a Turín ha sido un descubrimiento, nunca me había interesado en este destino, pero me alegro mucho de que me haya tocado’ aseguraba Hebe Such, una estudiante alicantina de erasmus en Torino.

La ESN (Erasmus Student Network), organiza agendas semanales para fomentar la integración entre los universitarios. Además, ofrece descuentos a estudiantes para viajar de forma económica o entrar en fiestas y reuniones privadas.’Gracias a la organización he conocido gente de todos los países. Además, siempre están organizando eventos y fiestas y es muy económico’ afirmaba Salud Román, estudiante sevillana de erasmus en Torino.

Salir de la zona de confort no siempre es fácil, pero es el primer paso para ganar independencia y responsabilizarte de tu vida. Aprender a estar solo, pero también a convivir con los demás, es un aprendizaje que te hará evolucionar como persona. Quizás, esta sea una de las razones por las que el erasmus convierte a tus amigos en familia. Un apoyo constante de lazos estrechos, con los que compartirás no solo la experiencia, sino también tu día a día.

Poder estudiar fuera de nuestro país es una opción cada vez más accesible para todos, gracias a la beca Erasmus+ y otras subvenciones, como la beca Santander. Existen destinos más económicos que otros, pero todos comparten la misma cualidad: una experiencia inolvidable.