El universitario Jaime Ramírez, rey de los garabatos

0
92
MARÍA JESÚS PARIENTE JIMÉNEZ  |  Imagen: Organización

La Universidad de Valladolid derrocha talento por sus cuatro costados. El estudiante Jaime Ramírez se coronó como ganador de la tercera edición del concurso de ilustradores ‘Doodle Art España 2017’, entre las obras de estudiantes de 35 universidades nacionales que han participado en la tercera edición de este premio convocado por Red Bull.

Han sido las votaciones de los usuarios las que le han clasificado entre la veintena de candidatos españoles merecedores de este premio y, finalmente, entre estos competidores ha sido la elección del muralista e ilustrador Taquen la que le ha concedido este galardón y el acceso a la fase global de ámbito internacional.

El alumno confiesa que no conocía este concurso y que fue Víctor, su amigo y compañero de estudios, quien le animó a participar convencido de que era un potencial ganador. Esa misma impresión la tuvieron sus compañeros de carrera, al reconocer que presentándose Jaime ya había vencedor, según apunta Víctor, que le acompaña en esta entrevista con InformaUVa.

Para poder participar en esta competición, un requisito era ser universitario, y Jaime, en concreto, es estudiante de tercer curso del Grado de Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo del Producto de la Universidad de Valladolid (UVa) en el campus de Segovia y, aunque es segoviano, reside en Valladolid por ser una ciudad en la que por su tamaño está cómodo.

Comenta, acerca de esta ingeniería, por la aparente disparidad entre lo tecnológico y lo artístico, que como formación técnica es en la que más se visibiliza la capacidad artística, especialmente en el dibujo, aunando en el diseño la dualidad de los componentes de innovación y creatividad.

Ocho de las veinte obras finalistas del concurso pertenecen a estudiantes de la Universidad de Valladolid y, entre ellas, las dos primeras posiciones


Por su parte, Víctor, como ‘Student Brand Manager‘ de Red Bull, aprovecha para resaltar la coincidencia de que, entre las veinte obras finalistas, en esta convocatoria de 2017 de ‘Doodle Art’ ocho de estos concursantes y los dos primeros clasificados son estudiantes de la Universidad de Valladolid.

Asimismo, sobre la participación de Jaime, precisa que fue uno de los dos candidatos que consiguió más de mil votos, de entre los veinte finalistas españoles. 

2017-05-12 10.59.07Jaime y Victor en un momento de la entrevista (Fotografía AGHE – María Jesús Pariente)

Volviendo a la pieza con la que ha conseguido este galardón, Jaime acepta con agrado la denominación de ‘garabato’ para estos dibujos y respecto al tema representado revela que ha sido una expresión de sí mismo, pues como entusiasta del deporte tiene que acompañar este esfuerzo cuidándose y ello le obliga a llevar una dieta.

Por ello, evita comer ‘guarradas’, pero admite jovialmente que si que piensa en ellas, y de ahí la representación acumulada de esos alimentos ‘vedados’ bajo su mensaje “always think about eating”.

Admite que “no hay cosa mejor que pintar con boli”


Sobre los requisitos artísticos, afirma que no le supuso ningún problema realizar esta obra a bolígrafo, porque admite que “no hay cosa mejor que pintar con boli” y en especial su preferencia se decanta por el color negro. También se adaptó al formato del folio, aunque para realizar su obra emplea dimensiones mayores.

Jaime es grande en su presencia y en su obra, pero manifiesta, con sencillez, que ahora está entusiasmado con la posibilidad de conocer al resto de ganadores para la convocatoria internacional, en lo que califica como una “oportunidad para aprender de tanto buen artista”.

Con cada cometario revela la importancia del dibujo como una parte fundamental de si mismo, e incluso ha recordado que desde niño ya realizaba retratos y que incluso “le hacían encargos” y explica que para estos dibujos el mejor instrumento de trabajo han sido los lápices y que, actualmente, en sus obras emplea los de tipo de grafito 3H y 4B.

Reconoce que es pródigo realizando sus dibujos y que todos ellos están dispersos en cuadernos, folios, pliegos en DIN A3 y DIN A4. Al mencionar este ‘caos’ evoca, con afecto, a su tía, que guarda ordenadamente sus dibujos.

Respecto a sus estudios, admite que provenir del Bachillerato en la modalidad de Artes ha supuesto un esfuerzo respecto a algunas asignaturas y reitera que, para él, el uso de ordenadores y herramientas digitales de diseño no sustituyen al uso del lápiz.

Asimismo, explica que, en su ingeniería, por su dualidad técnico-artística, en cuarto, como último curso, se opta a asignaturas que marcan el objetivo personal entre los que van a realizar y firmar proyectos y los que se decantan por una labor de diseño artística y que es esta segunda opción la que prefiere.

Por el momento, no oculta que está entusiasmado porque está a la espera de la información ‘secreta’ de Red Bull sobre la fecha y lugar del mundo en el que tendrá lugar el campeonato internacional. Allí tendrá lugar la fase global del concurso, un momento que califica de “especial”, pues se encontrará con el resto de ganadores nacionales y, además, podrá disfrutar de la experiencia de realizar un dibujo que pasará a ser una animación 3D, del que aún no conoce cómo y sobre qué será.

Jaime expresa su deseo de acceder a esta oportunidad para trabajar con el software de realidad virtual Tilt Brush de Google, pues les enseñarán a usar los mandos del dispositivo y con unas gafas de realidad virtual ‘HTC Vive’ podrán visualizar el resultado de su obra de forma tridimensional.

Después de casi una hora de charla es el momento de despedirse, tras recoger este boceto de sus inquietudes, compartir comentarios sobre este instante en su vida, incluso para tomar contacto con su obra que habla por sí sola y que impacta; porque sus retratos aparecen sobre el soporte dando realidad a lo que antes era una superficie plana.

2017-05-13 23.30.53Jaime Ramírez y obra – (Fotografía: Detalle de Instagram)

Para abrir boca del talento de este artista, lo recomendable es acceder a su galería de retratos en Instagram para confirmar y notar el propio asombro ante el hallazgo de su obra, impresión que ya han conocido y disfrutado otros compañeros.

Jaime Ramírez Murciano, como estudiante universitario y futuro ingeniero, está a un paso de poner todo ello al servicio del mundo industrial. Ahora, como artista, disfrutará de una nueva experiencia gracias a los ‘garabatos’ y optará al triunfo en una competición internacional. El talento universitario de Valladolid traspasa fronteras.

 

Compartir

Dinos tu opinión

Please enter your comment!
Please enter your name here