ALICIA HERGUEDAS NIÑO  |  Fotografía: El Diario  |

Según la Real Academia Española (RAE) un suceso es una ‘cosa que sucede, especialmente cuando es de alguna importancia’, un ‘hecho delictivo’ o un ‘accidente desgraciado’. Estas tres definiciones sirven para definir lo que para los medios de comunicación es la sección de sucesos o la crónica de sucesos.

La sección de sucesos es un apartado de los medios, ya sea prensa escrita, radio o televisión, en el que se relatan catástrofes naturales, accidentes, delitos, etc. que pueden ser de interés para la audiencia. Este tipo de noticias suelen tener un criterio de proximidad, es decir, cuanto más cerca esté la audiencia del lugar de los hechos más le va a afectar. También hay otros criterios como el de emoción, que hace referencia a algo personal o íntimo con lo que la audiencia puede sentirse identificada.

A la hora de redactar un suceso hay que ser especialmente cuidadoso con las palabras que se eligen e incluso la fotografía o vídeo que acompañen a la noticia si hablamos de prensa escrita o televisión. Otro elemento a tener en cuenta es la presunción de inocencia. Siempre hay que respetarla hasta que las fuentes oficiales digan lo contrario. A la vez que se cuida todo lo anterior también hay que tener cuidado de no caer en el sensacionalismo, algo que los medios de comunicación españoles a veces no cumplen.

La situación actual es el escenario perfecto para analizar cómo tratan los medios de comunicación los sucesos. El martes 21 de abril de 2020 El Mundo publicó la edición impresa de ese día con una portada sobre los fallecidos por la COVID-19. Era un collage con fotos, tipo retrato, de algunos de los fallecidos por este virus. El periódico lo hizo con la intención de hacer un homenaje a esas víctimas, pero no fue la forma correcta. A la hora de informar sobre los fallecidos o víctimas de un suceso nunca hay que mostrar sus caras por un mínimo de respeto hacia las propias víctimas y los familiares.

Por otro lado,  la noticia del 26 de abril de 2020 de El Norte de Castilla. En ella, el redactor cuenta que han encontrado el cuerpo sin vida de tres personas mayores en sus respectivos pisos en Valladolid. Pero hay una gran diferencia en la foto que se utiliza como portada o imagen destacada de la noticia. En vez de usar una foto de los fallecidos, El Norte de Castilla usó una fotografía de la grúa del camión de bomberos realizando el rescate. Sin haber puesto una imagen de los fallecidos la audiencia puede entender perfectamente lo que ha pasado.

Compartir