Los periodistas no vivimos de las visitas

0
165
ANTONIO RUBIO MARTÍNEZ  |  Fotografía: Pexels  |

El portal últimoCero.com cesa su actividad informativa después de siete años “plantando cara al panorama informativo local y regional”. Lo anunciaron con un comunicado con el nombre de La noticia que nunca quisimos dar. El motivo es claro: la falta de respaldo económico.

La página de noticias últimoCero.com lleva siete años informando sobre Valladolid y Castilla y León, mostrando la cara que nunca se muestra. Esta transparencia que les caracterizaba la lograban por medio de su medio de financiación, ya que los socios eran quienes aportaban, con su suscripción, el dinero necesario para sustentar el proyecto. Con esos abonos pudieron llevar a cabo su actividad un tiempo, pero al final no dio para más y tuvieron que dejarlo. En un comunicado, daban su última noticia y agradecían a su público el pasado 13 de diciembre.

Hay varios modelos de financiación de un periódico digital. Se puede obtener financiación mediante la publicidad, cuyos dueños pagan una cantidad por aparecer en la página de noticias. En este modelo, si es plenamente financiado por publicidad, el lector no tiene que pagar nada por consumir ese contenido, es gratuito para ellos, pero a la hora de publicar información, el periódico debe pensar qué contenido interesa a los anunciantes, y ellos deciden si financiar o no al medio, así que tiene que resultar beneficiado.

Los medios financiados por sus socios reciben financiación de las cuotas que pagan estos por consumir el contenido que el medio ofrece. Si su única forma de obtener dinero es el abono de los socios, el periódico no depende de nadie, puede publicar información basándose en su criterio. Lo único que puede perder son clientes, que puede ganar y perder fácilmente. También tienen anunciantes, pero no suponen la mayor parte de los fondos.

Otro medio de financiación es el crowdfunding, que consiste en que, como en el caso del periódico online El Español, el público paga totalmente su fundación y luego estos disfrutan de ciertos beneficios.

El no depender de grandes anunciantes permite no tener censura y poder informar sobre lo que el propio periódico quiere, y de esto es de lo que presume últimoCero.com en su último comunicado, hicieron visible lo invisible mediáticamente, mostrando lo que nadie se atrevía ni podía mostrar, precisamente por depender de anunciantes para su supervivencia. La página que hace días cerró afirma haber luchado con todo por defender su posición de prensa independiente hasta que el grifo se cerró y no dio para más.

Compartir