NOELIA VILLAFRANCA SANTAMARÍA  |  Fotografía: Ainhoa de la Huerga  |

El Gobierno de Pedro Sánchez anunció hace unas semanas la creación de un nuevo comité para luchar contra la desinformación y las fake news. El trabajo de este comité consiste en supervisar la información publicada y solicitar la colaboración de los medios de comunicación para verificar las informaciones. Este proyecto tiene como finalidad terminar con la desinformación.

La Comisión Europea define a la desinformación como la ‘información verificablemente falsa o engañosa que se crea, presenta y divulga con fines lucrativos o para engañar deliberadamente a la población, y que puede causar un perjuicio público’.

La Federación de Asociaciones de Periodistas en España (FAPE) cree que es necesario que el Gobierno aclare las funciones del comité. Señala que ‘suscitan una profunda preocupación por las eventuales consecuencias que puede acarrear al libre ejercicio del periodismo’.

Lo que sí que es necesario es luchar contra las desinformaciones, ya que hoy en día tienen gran cabida en nuestra sociedad. Los propios periodistas son los primeros interesados en luchar contra la desinformación.

Difusión de las “fake news”/ Pixabay

La FAPE recalca que ‘el combate de la desinformación debe de efectuarse en el marco de la ley’. Es decir, si un medio de comunicación o un periodista se salta la ley, deberá ser sancionado por un tribunal.

La oposición al Gobierno de Sánchez también ha tomado partido.  El líder del Partido Popular, Pablo Casado, publicó en su perfil de Twitter que el gobierno pretende ‘vigilar a los medios y perseguir lo que su gabinete considere desinformación’. Vox muestra también su disconformidad y añade que busca ‘controlar las opiniones de los españoles en las redes sociales y censurar a los medios que no le aplauden’.

Otro representante de la oposición que también ha criticado al gobierno ha sido Toni Cantó, líder de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana. Habló de la idea de que lo que el gobierno quiere es ‘vigilar’ a los medios de comunicación.

La oposición acusa al Gobierno de querer implantar un ‘Ministerio de la Verdad’ al estilo del libro 1984 de George Orwell. Según Orwell, se trataba de una sociedad en la que el estado manipula la verdad, controla a sus ciudadanos y los reprime política y socialmente por pensar diferente.

El Departamento de Seguridad Nacional, dirigido por Miguel Ángel Ballesteros, salió en defensa del comité tras las acusaciones recibidas. Y dijo en su defensa que no se trata solo de perseguir noticias falsas ‘sino campañas contra la seguridad nacional’.