EVA CORTIJO GALDÓN  | Fotografía: Eva Cortijo vía Canva  |

Procomar Valladolid Acoge proyecta El cuaderno de Sara cómo parte de la XII edición de su Ciclo de Cine Intercultural y de Defensa de los Derechos Humanos. En este filme se reflejan perfectamente los valores de tolerancia y reconciliación que la asociación intenta transmitir.

El ciclo se celebra durante todos los lunes de noviembre, siendo la última sesión la del próximo lunes 25. Para promover el acceso a toda la población que quiera ver las películas, la entrada será gratuita y se proyectarán en centros cívicos diferentes. Esto permite que la actividad sea accesible para todo el mundo, independientemente de donde este su lugar de residencia. La proyección de las películas comenzará todos los lunes a las 19:00 horas.

Cartel XII Ciclo de Cine Intercultural y de Defensa de Derechos Humanos. / Fuente: Procomar

Lo que se intenta conseguir con el ciclo es concienciar a la población sobre la interculturalidad y fomentar los valores de la diversidad, tolerancia y el acercamiento cultural. Para ello han proporcionado un lugar de encuentro y meditación.

Mapa de los centros cívicos de Valladolid

La película de este lunes 18 ha sido El cuaderno de Sara en el Centro Cívico Canal de Castilla. Se trata de un film de 2018 cuyo género divaga entre la aventura y el suspense. Es una película española dirigida por Norberto López Amado y protagonizada por Belén Rueda, actriz de otras obras famosas como Los ojos de Julia o El orfanato.

Belén Rueda frente al cartel de la película/Fuente: hola.com

El desencadenante de la historia es la desaparición de la hermana de Laura, Sara, en medio de la selva del Congo. Es ahí, en África, donde transcurre la mayor parte de la película. A pesar del distanciamiento de las dos hermanas, la protagonista no duda en coger un avión para ir a otro continente con tal de conseguir respuestas de su paradero. El panorama que se encuentra se enmarca en el contexto de las guerrillas paramilitares que se disputan en la zona y las explotaciones del metal.

Los tiroteos, la esclavitud, la falta de infraestructuras son elementos que se dejan ver en la película y que recuerdan a la vida real de las personas que viven en los países pobres. Hay un claro espíritu de denuncia en el ambiente del largometraje.

Con la ayuda de personajes secundarios, Laura se adentrará en el corazón africano descubriendo la dureza de la vida en un país tercermundista. Es ahí donde tendrá que dejar de lado los prejuicios y privilegios que se corresponden con el perfil de una mujer blanca occidental.

Según va avanzando la historia se podrá ver una visión del continente africano lleno de peligros pero que la protagonista está dispuesta a sufrir con tal de recuperar a su hermana. Son esos los valores de tolerancia y reconciliación que pretende promover el 12º Ciclo de Cine Intercultural y de Defensa de los Derechos Humanos.

Cartel de Procomar.
Compartir