El Colegio Profesional de Periodistas de Castilla y León en contra del intrusismo laboral

0
528
ESTHER OLIVARES PÉREZ  |  Fotografía: Colegio de Periodistas de Castilla y León  |

Los Colegios Profesionales de Periodistas existen desde el año 1985 como herramienta para la defensa de la profesión periodística y en contra del intrusismo laboral. El primer Colegio Profesional de Periodistas que se conoce es el de Cataluña, que se creó con la intención de conseguir la colegiación obligatoria de todos los profesionales de la comunicación, de tal modo que no pudiera ser periodista nadie que no estuviera colegiado.

A pesar de que Cataluña fue el primer lugar donde se creó un Colegio de Periodistas, la realidad es que con los años otras muchas Comunidades Autónomas como Andalucía, Galicia, Navarra y Castilla y León han formado sus propios Colegios. En el caso de Castilla y León, esta entidad fue el quinto colegio de periodistas de España. Y como nos indica el actual decano del Colegio de Periodistas de Castilla y León, este sigue el mismo objetivo que los otros: “una de las lacras que acecha a nuestro sector es el intrusismo y desde los colegios de periodistas nos esforzamos en erradicarlo y concienciar tanto a entidades publicas como privadas de la necesidad de que las funciones de comunicación sean desarrolladas por un profesional con la titulación correspondiente.” Además, añade que “no podemos olvidar que los periodistas ejercemos una función pública, lo que significa que nuestra actividad es de vital importancia para cualquier sociedad democrática, motivo por el cual consideramos importante que los periodistas cuenten con la formación adecuada, la cual pasa lógicamente por haber adquirido unos conocimientos previos en la universidad, por ejemplo, en materias como ética o deontología.”

En la actualidad existen un sinfín de asociaciones que persiguen la defensa de los derechos y deberes de la profesión periodística. Sin embargo, tal vez, la principal diferencia de estas con los Colegios de Periodistas es precisamente su lucha contra el intrusismo laboral. “El pilar fundamental del colegio es la titulación de Periodismo y Comunicación Audiovisual, algo que no sucede, por ejemplo, en algunas asociaciones de periodistas de nuestro país, lo que sin duda consideramos supone un fomento del intrusismo. Cualquier colectivo puede crear una asociación y fijar los requisitos de entrada que quieran, mientras que en nuestro caso el primer requisito es poseer el título o grado de periodismo o de comunicación audiovisual.”, señalaba el decano del colegio de Castilla y León.

Queda claro que estas entidades trabajan para salvaguardar la profesión periodística, pero no hay que olvidar que su labor influye en gran medida en los ciudadanos, los cuales también son un objetivo claro en todas sus acciones. Tal como asegura Pedro Lechuga, “nuestra actividad no gira en torno sólo a los periodistas, ya que hay proyectos que al final los principales beneficiados son los ciudadanos de Castilla y León. Cuando, por ejemplo, el Colegio de Periodistas hace público un comunicado denunciando alguna actuación que incumple el código deontológico de la profesión a quien estamos ayudando es a toda la sociedad.”

Así, podemos decir que todas las acciones del Colegio Profesional de Periodistas de Castilla y León favorecen de manera conjunta a todo el mundo. Pues, dicha entidad “mientras, por un lado, ostenta la representatividad de los periodistas colegiados de forma voluntaria, lo que le otorga capacidad para intervenir como interlocutor, entre otros, en el proceso de elaboración de las leyes que le afecten, designando representantes en Consejos Audiovisuales y otras instancias públicas; por otro, ejerce la potestad disciplinaria sobre los colegiados, fijándoles un código deontológico profesional que redunda en beneficio de la sociedad y en el prestigio de la profesión.” asegura su actual decano.

El Colegio de Castilla y Leon fue creado hace cinco años y desde entonces no han parado de trabajar sin descanso. Por ejemplo, una de sus mayores acciones ha sido la de defender el derecho a informar de los periodistas llegando a denunciar acciones que atentaban contra dicho derecho o que de alguna perjudicaban a la labor del periodista. Pero, además, su “área de formación ha desarrollado diversos cursos online con gran éxito de participación. Y, por último, en colaboración con los otros ocho colegios de periodistas que existen en España hemos impulsado la Red de Colegios de Periodistas, en la que todos los colegios ponemos en común nuestras experiencias de éxito y así puedan ser replicadas en otros territorios.” relata Pedro Lechuga. Así, y a pesar de haber conseguido varios logros, su trabajo no cesa y, actualmente, se encuentran trabajando en la coordinación de varios cursos formativos, que esperan ver la luz antes de finalizar el año. Por otra parte, la semana pasada presentaron el Sello de Comunicación Responsable, un distintivo con el que pretenden reconocer a aquellas instituciones de todo tipo cuyo departamento de comunicación cuenta con un periodista colegiado, lo que para su decano se trata de una demostración del “compromiso de dicha entidad por un periodismo de rigor y de calidad.”

Este colegio se encuentra verdaderamente concienciado sobre los cambios digitales, sobre las fakenews y toda la actualidad que rodea a la profesión. Y, es por ello que, además,  se encuentran  trabajando en la creación del Registro Oficial de Medios Digitales de Castillas y León, con el que pretenden “identificar a los medios digitales que son realmente un medio de comunicación y así diferenciarlos de otros portales que no son medios de comunicación, aunque se presenten así ante la ciudadanía.”, afirma Pedro Lechuga.

A pesar de su escasa edad, el Colegio de Periodista de Castilla y León lleva a sus espaldas un alto trabajo. Sin embargo, tal como asegura su decano, esta escasa edad les ha dificultado en ciertas ocasiones. “Somos una entidad aún muy joven, ya que sólo tenemos cinco años de vida, lo que supone un esfuerzo añadido para darnos a conocer y por lo tanto aumentar el número de colegiados. Además, como hay muchos periodistas que ya están en alguna asociación son reacios a pagar una doble cuota, algo que estamos intentado solventar con una cuota reducida de tan sólo 40 euros al año para aquellos compañeros que están en una asociación y deciden colegiarse también. Por esta razón, nos estamos centrando en conseguir más colegiados, ya que la unión hace la fuerza. No obstante, tengo que reconocer que estos cinco años de vida han sido muy fructíferos y se han conseguido unos avances significativos y ya estamos trabajando en otros proyectos de gran interés como el Sello de Comunicación Responsable y el Registro Oficial de Medios Digitales de Castilla y León que mencioné anteriormente.”

Con todo esto, cabe destacar que los estudiantes de periodismo tienen muchas formas de beneficiarse del Colegio de Periodistas. No solo por todos los cursos de formación que imparten, sino también por la capacidad de poder formar parte de este Colegio de Periodistas, ya que este cuenta con la figura de precolegiado: una figura “a la que se pueden acoger aquellos estudiantes de último año de Periodismo o de Comunicación Audiovisual con una cuota simbólica de 12 euros anuales”, según cuenta Pedro Lechuga. Además, ellos mismos animan a todos a que entren a formar parte del Colegio de Periodistas, “donde les daremos todo el apoyo posible y les ayudaremos en sus primeros pasos en su vida profesional.” Para ello tan solo hay que acceder a la página web, donde se exponen todos los pasos a seguir para integrarse en el Colegio. Su apuesta por los jóvenes es, tal como asegura su decano, “fuerte y clara, como se puede demostrar con la reciente creación del área joven del colegio, que está dirigida por una compañera que se graduó el año pasado, lo que demuestra que somos una entidad viva y dinámica, en la que no importa la edad sino sólo compartir una vocación, el periodismo.”

Compartir