JANIRE SAN MARTÍN GÓMEZ  |  Infografía: Juventud CyL  |

48’3%. Ésa es la cifra del actual paro juvenil en Españasegún el último informe realizado por FP DUAL. Una cifra escandalosamente elevada e impropia de lo que debería ser un país desarrollado y, en teoría, perteneciente al “primer mundo”. Desde hace alrededor de 10 años el hemisferio norte del planeta está sumido en una profunda crisis económica a la que todavía, a día de hoy, no le encontramos solución. Esta crisis, que nos envuelve en todos los aspectos de nuestra vida, está desgarrando la sociedad de principio a fin, destruyendo la esperanza de los jóvenes y la tranquilidad de los adultos.

La sombra de la transición en España es alargada. La mentalidad de los años 60 sigue viva. ¿Cuántas veces hemos oído a nuestros padres decir “o estudias o trabajas, tú verás”?. ¿Y qué ocurre cuando te pasas 25 años de tu vida formándote y luego no encuentras trabajo? ¿Acaso no se pueden hacer las dos cosas a la vez? Sí, se puede y se debería. Pero esa mentalidad aún no ha cruzado nuestras fronteras. Por lo contrario, “fracaso juvenil”, “mala educación”, “empleo decadente”, “bajos salarios”, “baja productividad económica”… son conceptos que sí van de la mano en un país con evidentes disfuncionalidades tanto en el empleo como en la educación.

Dicen que en cada siglo aparecen unos cinco genios en total. Cinco genios en todos los aspectos en los que la palabra genio tiene un sentido racional y no fanático ni popular. Leonardo Da Vinci, Albert Einstein, Isaac Newton, Thomas Alva Edison… Sin embargo, si los jóvenes de hoy en día aprovechásemos mejor nuestro tiempo, nuestras ideas y nuestras posibilidades, es indudable que el número que hemos señalado antes crecería notablemente.

Innovación, primicia, evolución… todas esas palabras son sinónimo de novedad y la novedad es lo que marca la diferencia hoy en día, lo que mola, y quien no sepa adaptarse a este universo y adoptar esta dinámica, acabará en un segundo plano, hasta ser olvidado por completo. Desde tiempos inmemorables, el ser humano ha sido capaz de mejorar y evolucionar, generando nuevos avances tecnológicos. Hace algo más de un siglo, McLuhan ya visualizaba la incorporación de las nuevas tecnologías de información y de comunicación que permitieran un desarrollo de las cambiantes formas de expresión. Las plataformas digitales y todo lo que engloba el mundo virtual es un claro ejemplo de ello.

Y entre escombros de pesimismo y negatividad, Juventud Castilla y León, aprovechándose de las nuevas oportunidades que nos brinda el s. XIX, ha vislumbrado un rayito de luz y ha sacado a flote un nuevo programa de empleo juvenil que, “mediante itinerarios individualizados, ayudará a jóvenes de entre 16 y 29 años a encontrar su puerta de entrada al mercado laboral”.

Con este programa se busca que los jóvenes puedan “desplegar todo su potencial y puedan desarrollar su carrera profesional”. Para todos aquellos indecisos que no saben por dónde empezar a buscar empleo, cómo enfocar su búsqueda o  por cuál formación decantarse, el programa de Nmarcha ofrece su ayuda en asesoramiento, en orientación y en seguimiento contínuo durante el proceso.

Gracias a YMCA aprenderás a “consultar y analizar la información útil para la búsqueda de empleo”, te enseñarán a “sacarle el mejor partido a tu currículo, carta de presentación y a las nuevas tecnologías y plataformas online”, así como a “construir y cuidar tu marca personal en redes sociales”.

Por otra parte, el programa “ofrece acompañamiento, apoyo y seguimiento durante todo el proceso”, es decir, “te orientarán a través de tutorías individuales y de grupo, estarás conectado con otros jóvenes y te facilitarán tu incorporación al mundo laboral”. ¡Da el primer paso y contáctalos! En la Calle Núñez de Arce, Nº34, 47002, Valladolid, a través del número de contacto 983 39 96 43, vía email empleovalladolid@ymca.es o entrando en su página web www.ymca.es

El poder adaptarnos a nuevas circunstancias es importante. Esto también es aplicable a las nuevas formas de búsqueda de empleo y formación. Podemos producir cambio o podemos adaptarnos a él. Pero el cambio siempre trae oportunidades. Wilson Greatbatch, Maurice Allais y Steve Jobs son algunos de los genios que han dotado de singularidad a los dos últimos siglos; son padres de la ciencia, de la tecnología y de la innovación. El desarrollo de las nuevas tecnologías ha traído consigo sus ventajas y también sus desventajas. Pero lo que es indiscutible es que sin ellas, el mundo actual no sería el que es. En vista está si las nuevas generaciones aprovechamos la tecnología y trabajamos la innovación como materia prima o no.

Compartir