Edu Galán: “Yo soy el más burro, el payaso tonto”

0
60
MARÍA GUERRA VALCÁRCEL  |  Fotografías: Diego Arias  |  Vídeo: María Guerra  |  

¿Cuál es la diferencia entre el humor y la sátira? La finalidad del humor es hacer reír a un público, mientras que la sátira emplea la grosería y la barbaridad para hacer críticas de una manera divertida. Una de las pocas publicaciones satíricas que hay en España es la revista Mongolia que no hace críticas sobre la política o la economía, si no de políticos y personajes públicos dando nombres y apellidos.

Edu Galán, uno de los creadores de la revista, definiendo claramente la palabra ‘sátira’ con un lenguaje coloquial lleno de palabrotas, dio una conferencia en la Facultad de Filosofía y Letras titulada Sátira+Periodismo=Mongolia. Entre insultos, tacos y chistes se ganó los aplausos y las risas del público. Y después de más de una hora y media de ponencia, concedió al finalizar una entrevista a InformaUVa.

1.MARÍA: ¿Por qué la sátira y el periodismo deben ir unidos?

EDU: Hombre, yo creo que la sátira es una extensión del periodismo, en el sentido de que nosotros lo que hacemos son columnas. En el fondo lo que queremos es dar nuestra opinión con un determinado tono sobre temas. Eso es lo que viene haciendo un columnista. Somos más bien opinadores, columnistas, periodistas más que otra cosa. Estamos más cerca del periodismo que de la comedia.

2. M: ¿Y por qué el humor de la compañía Monty Python causa un efecto tan positivo en el público?

E: A parte de haber tenido el honor de estar con uno de ellos, John Cleese, Monty Python son un absoluto referente en el sentido de que abrieron una forma de trabajar. También hay que pensar que era una época en la que les contrató la BBC, había muchísimo dinero. Pero para nosotros, aunque no eran muy políticos, su forma surrealista de trabajar en el sentido de grupo nos ha marcado muchísimo. Y sus sketches nos encantan.

3. M: ¿Y qué relación tendrían con vuestra revista? ¿Cómo plasmáis ese tipo de humor?

E: Sobre todo en la parte más surrealista y loca. Y también en la parte religiosa, en la parte de divertirse mucho, de hacer mucho el tonto y de esa cierta libertad que ellos afortunadamente tenían con algo de dinero y que nosotros no tenemos. Pero esa idea de libertad yo creo que nos emparenta mucho.

4. M: Si tuvieses que elegir una publicación de entre todas en las que escribes (Mongolia, Cinemanía, eldiario.es o La Nueva España), ¿con cuál te quedarías?

E: Bueno, a todas les tengo mucho aprecio. A La Nueva España le tengo mucho cariño porque empecé ahí. Llevo desde los 20 años en La Nueva España y para mí es mi casa, a pesar de que no voy nada por la redacción, pero conozco a todo el mundo. En Cinemanía llevo muchísimo tiempo. Llevo casi 8 años y también los quiero muchísimo. Y lo que me da eldiario.es es que tengo una libertad muy grande, hacer entrevistas, La caravana con Barbijaputa y con otra gente. Todas tienen su cosa y a mí me encanta porque como me gusta cambiar, todas tienen su cosa. Y ahora estoy también en la web de Arturo Pérez Reverte, que es literaria, haciendo reseñas que también es muy divertido para mí. Es que me gusta más que estar solo en un sitio, pues puedo ir cambiando. Entonces esto desconcierta a la gente porque dice: “¡Hostia! De verte en un escenario y ahora te veo aquí”. Pero a mí es lo que me gusta.

M: La versatilidad.

E: Sí, sí, el cambiar. No sé si soy versátil porque ser versátil implica también que valgas para todo y yo no estoy seguro de que valga para las cosas que hago.

M: Pero actúas, escribes…

E: Sí, pero no digo que lo haga bien. A lo que te voy es que, como siempre me he guiado por lo que me divertía, y he tenido la suerte de que de momento me puede pagar la luz, pues no hay más.

5. M: ¿En qué plataforma contáis con más lectores: en papel, en la web o en la aplicación móvil?

E: Sin duda donde se cuenta con más lectores es en las redes sociales. Sería un poco donde hay más. Luego ya en la revista y en la web, que digamos son minoritarias. Y luego las aplicaciones móviles creo que es donde menos, donde se compra la revista en PDF si te refieres a eso. Eso es donde menos tenemos, pero donde tenemos más impacto es en redes sociales. Una audiencia media del Facebook de Mongolia está rondando ya el millón y medio de personas por semana. Entonces bueno, eso es donde más gente nos ve.

6. M: Y de todos estos temas que vemos aquí, ¿cuál es el más recurrente: la religión, la política, la sociedad?

E: El más recurrente es la política. Luego está la monarquía y la religión quizás. Y luego la sociedad. Sociedad me refiero a problemas sociales, desahucios, el aborto. Creo que ese sería un poco el ranking. Pero dependes mucho también de las noticias que van saliendo. Una revista satírica no depende de sí misma en el sentido de que de pronto no puedes decir: “Oye mira, un chiste sobre Susana Díaz”. Lo que tiene que pasar es que haya una noticia sobre Susana Díaz y tú a partir de ahí pues lo montes. Si a lo mejor Susana Díaz sí tiene sentido en este momento, pero a los quince días ya no.

7. M: ¿Qué impulsa a una revista satírica a recrear su esencia en un musical? En un musical sin canciones, como dijiste.

E: El dinero, el dinero. Porque la revista satírica pues a veces al ser pequeños y con el cierre de quioscos… Bueno, quizás he sido un poco cínico. A nosotros también nos gusta muchos explorar otros formatos de la sátira. Entonces primero había que buscar otros formatos y segundo que lo pasamos muy bien. Y yo creo que el espectador eso lo agradece y mucho. Y los espectadores no van tanto a un show si no a un evento de Mongolia y nos reímos de todo. Sabemos que todos más o menos pensamos lo mismo y hacemos un poco lo que habéis visto. Yo he hecho unas pruebas aquí, hacemos un poco lo que viste hoy. Y piensas: “¡Joder, que burro es…!”. Yo soy el más burro, el payaso tonto digamos, y luego está Darío que hace de payaso listo y creo que hacemos un dúo cómico satírico que está muy bien.

9. M: En general con vuestras publicaciones, ¿recibís muchas amenazas por gente que se siente ofendida con lo que publicáis?

E: Sí. Amenazas y luego “te dejamos de seguir”, “¿por qué dices esto?”, “estás propagando el odio”. El odio a los homosexuales poco tiene que ver con Mongolia cuando en Madrid agreden todos los fines de semana a uno. Esto está ya en la sociedad. Nosotros lo que hacemos es trasladar determinadas cosas de la sociedad a una revista. Pero todos los días tienes alguna sorpresa decepcionante. Yo siempre me sorprendo.

10. M: ¿Pensáis en estos problemas que os pueden conllevar las publicaciones o simplemente decís: “Quiero hacer esto”?

E: Sí. Salvo en temas legales, por los que tampoco te gustaría entrar en la cárcel o que te pusiesen una multa, no piensas demasiado. Yo en el fondo soy muy adolescente en esto. Es como ponerle una máquina de pedos al decano, y dices: “¡Hostia! ¿Por qué le pones una máquina de pedos debajo del decano? ¿Pero qué gracia tiene esto?”. Y digo: “-¡Hostia! Pues yo me parto el ojete. – Pues no lo pensaste y te van a expulsar de la Universidad. –Pues no, porque solo de ver al decano sentarse y que suene un pedo pues me hace gracia, ¡qué quieres!”. Pues yo como no pienso mucho pues digo: “¡Pues venga!”.

11. M: Y por último, ya que el tema más recurrente como dijiste era la política y utilizáis mucho la imagen de los principales representantes de los partidos políticos, ¿cuándo teníais más lectores: cuando no había gobierno o ahora con la legislatura de Rajoy?

E: Depende de la cantidad de noticias que se generen. Cuando se decide que no se sabía si va a haber terceras elecciones o no, hubo ya un bajón porque la gente se cansa. Pero luego ya cuando se armó la de dios con Pedro Sánchez, cuando se elige gobierno, sube. Y yo creo que ahora bajará durante un tiempo hasta que se forme gobierno porque está la gente tranquila salvo que pase cualquier cosa gorda. O sea va por picos. Y luego las revistas también tienen mucho de institucionalidad, las revistas se compran más en enero-marzo, marzo-abril, en verano baja un poco. En el fondo nunca sabes qué mes vas a vender más, incluso cuando creas una portada. Esto es una cosa completamente loca. Que ya me dirás, porque si yo aplico una solución de un determinado tipo sé que estallan. Pero en mi caso, en el caso de las publicaciones, aplicas esas mismas soluciones y un día estalla y otro día no.

M: Vale, pues muchas gracias. Entonces te veremos el 13 de enero en el Teatro Carrión con el Musical.

E: Sí, vénganse el 13 de enero a las 21:00 a Valladolid, Teatro Carrión, Mongolia, el Musical. Probablemente la crítica lo ha alabado como uno de los mejores espectáculos teatrales desde la Edad Media.

M: El musical sin música.

E: El musical sin música. No os vamos a hacer sufrir con un musical. Yo odio cuando la gente se pone a cantar. Siempre lo he odiado. No cantes si ya sé qué te está pasando.

M: Pues muchísimas gracias.

E: Gracias a vosotros.

Después de dos horas oyendo a Edu Galán y ver cómo no paraba de hablar mientras terminaba su cuarta botella de agua, aún nos dejaba con ganas de seguir escuchándole. Porque está bien que nos informemos a través de los periódicos ‘serios’, pero de vez en cuando, con la crisis política, económica, con los debates ‘monarquía sí’ o ‘monarquía no’, no está de más abordarlo desde otro punto de vista y hacer que el público y los lectores pasen un buen rato. A Mongolia hay que llegar con una mente abierta sabiendo que lo que te vas a encontrar son críticas sociales, políticas o religiosas. Porque ya bastantes problemas y desgracias ocurren en nuestro país y en el mundo como para no concedernos unos pocos momentos de risa. 

Compartir

Dinos tu opinión

Please enter your comment!
Please enter your name here