Día mundial de la libertad de prensa

1
356

La Asociación de la Prensa de Valladolid convocaba, con poca suerte de asistencia, a los periodistas de la ciudad el mediodía del 3 de mayo a defender la libertad de prensa con motivo de la celebración del día mundial de la misma.

La voz de Beatriz Sanz Olandía se escuchó en la céntrica plaza de Fuente Dorada leyendo el manifiesto con el ya conocido título “Sin periodistas no hay periodismo; sin periodismo no hay democracia”. En él se encuentran premisas tan obvias como la pérdida de empleo en el sector en nuestro país, que en los últimos cinco años ha visto como unos 11.000 plumillas se quedaban sin trabajo.

Denuncia la APV también “la existencia de contratos de trabajos leoninos y ofertas de empleo indignas; la negativa de los gobernantes a asumir públicamente las explicaciones ante los ciudadanos, practicada reiteradamente con las convocatorias de prensa sin derecho a preguntas o la utilización política de concesiones de publicidad institucional o de licencias de radio y televisión.”

Acogido bajo el paraguas de la Federación de Asociaciones de Periodistas, este llamamiento responde a la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, reconocido por la Organización de las Naciones Unidas en 1993. Veintiún años después, sigue siendo tan necesario como entonces recordar la necesidad de esta libertad en los medios, pilar fundamental de la democracia, mientras las presiones van escaladas desde el peso del dinero público y su influencia en los contenidos y falta de objetividad en los mismos, pasando por la caída de la inversión publicitaria hasta casos más graves como el secuestro o asesinato de compañeros de profesión.

Texto y foto: Maje Muñiz (@ladymaje)

Compartir

1 Comentario

  1. Les comparto mi poema, inspirado en la garantía majestad del ser humano, la . . .

    LIBERTAD DE EXPRESION

    “Pobre voz confinada a ser oída en la nada”

    Voces encadenadas
    a silencio tan cruento,
    las almas condenadas,
    el callar es tormento.

    Obrar con libertad,
    garantía majestad,
    libertad de expresión,
    sueño de mí Nación.

    Obstruye el pensamiento
    la maldita censura,
    limita el intelecto,
    es del diablo su hechura.

    El miedo paraliza,
    el cerebro agoniza,
    pobres hombres silentes,
    todos son insipientes.

    Dictadura en la cumbre,
    ya se hizo costumbre,
    legislando se abraza
    la pinche “ley mordaza”.

    Prohibir información,
    cegar puntos de vista,
    la perversa intención
    de “estadistas” fascistas.

    Que la boca cerremos,
    quieren esos cabrones,
    que dientes apretemos,
    “chitón” a las razones.

    ¿Expresarte? . . . ¡jamás!,
    nada puedes decir,
    tal vez se escuchen más
    tus quejas al morir.

    El yugo del bozal
    llegó a la yugular,
    si te impiden hablar
    las ideas desangrar.

    Más, el ser de conciencia
    no lo permitirá,
    pues perdiendo su esencia,
    a servil llegará.

    Un pueblo sometido
    siempre será vencido,
    represión del gobierno
    ¡mandémosla al averno!

    Venturoso aquel día,
    en que, sin cobardía,
    usemos la palabra
    sin censura macabra.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    Para Brozo . . .
    Registro INDAUTOR 03-2008-101313351700-01

Comments are closed.