MARÍA ROMERO JIMÉNEZ  |  Fotografía: Marina Lajo  |

Ya es por todos bien sabido la existencia del Día Internacional de la Radio, 13 de febrero, y del Día Internacional de la Televisión, 21 de noviembre. Pero, a pesar de ello, para muchos  el Día Internacional de la Radio y la Televisión a favor de la Infancia sigue siendo un enigma. La Asamblea General de las Naciones Unidas designó el segundo sábado de cada mes de diciembre como fecha oficial. Por esta razón, la televisión y la radio dedican la programación de ese día a los niños, los verdaderos protagonistas del encuentro.

El motivo de este día comenzó en 1992, a raíz de una iniciativa de Unicef, quien pretendía fomentar y mejorar el desarrollo de los niños, mejorando su integración en los medios de comunicación. De esta forma ambos soportes se hacían cargo de ‘dar voz’ a favor de la infancia y proveer a las nuevas generaciones de ‘contenidos creativos, interesantes y educativos que les sirvan para su desarrollo como individuos’, según explica la organización.

En el año 2010, la festividad se celebró el 7 de marzo, debido a la coincidencia con el vigésimo aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño. Es por ello que Unicef quiso unir la celebración para darles a la joven población el protagonismo que tanto merecen. Y es que, parece que los derechos y las opiniones de los niños no pueden ser válidas. No obstante, cabe recordar que ellos también son ciudadanos y tienen carencias y necesidades insatisfechas. Que sean niños no significa que no puedan plantear sus preocupaciones y curiosidades sobre el mundo.

En España existe un horario infantil u horario protegido, éste transcurre desde las seis de la mañana hasta diez de la noche. Además, presta especial atención a dos franjas de protección reforzada, la que va de ocho a nueve de la mañana y la comprendida entra las  cinco y las ocho de la tarde.

Es importante mantener vigente este día, ya que cada vez son menos los niños que escuchan la radio. La causa se debe a la aparición de las nuevas plataformas, que han conseguido colocarse por encima de las tradiciones. Asimismo, estos medios se han visto obligados a reinventarse para atraer la atención de la audiencia más joven. Gracias a ello, están intentando acabar con la ‘pescadilla que se muerde la cola’. Caracterizada por la dejadez de los niños hacia la radio y el consiguiente abandono del contenido infantil por parte de esta plataforma.

Los medios tienen una doble misión. Una de ellas es hacer posible que la sociedad comprenda lo que los niños, niñas y jóvenes piensan del mundo. La segunda es llamar la atención de los líderes para que presten más atención a los temas que les preocupan. Este evento permitirá ‘aprovechar el potencial de la radio y la televisión con fines educativos y culturales’. Ambos tienen un gran impacto social entre los espectadores. 

Este año la celebración tendrá lugar el 12 de diciembre e irá de la mano de Unicef junto a la colaboración de grandes emisoras de radio y cadenas de televisión como Cadena 100, COPE, RTVE, entre otros.

Compartir