CELIA FALCES MIRAVALLES  |  Fotografía: Marina Lajo  |

El Día Internacional para poner fin a la violencia contra las trabajadoras sexuales se celebra cada 17 de diciembre desde 2003. Es una  efeméride que nació tras diversos crímenes violentos que tuvieron lugar en la ciudad de Seattle entre los años ochenta y noventa. El ‘El Asesino de Green River’ fue el culpable de perpetrarlos.

Durante su purificación de las calles, el hombre mató a más de 49 prostitutas. Cuando finalmente se le detuvo, aseguró con la mayor de las franquezas que su meta tras matar a tantas prostitutas era ‘matar al mayor número posible con la finalidad de limpiar las calles’.

Desde entonces, se ha tomado el 17 de diciembre como un día de homenaje para las víctimas. Con con el tiempo, ha cambiado su razón de ser. Ahora también busca darles voz a todas las trabajadoras sexuales que sufren todo tipo de maltratos y abusos mientras ejercen su trabajo.

¿Por qué celebrar este día?

La prostitución es la profesión más antigua del mundo. En ocasiones, a muchos se les olvida que aquellos que se dedican a ella también son personas de carne y hueso. Esto implica que tienen los mismos derechos que el resto de la sociedad. Tal vez se esté de acuerdo con su forma de vida o tal vez no. Pero, independientemente de si a uno le agrada o no su existencia, hay que respetarlos. La verdadera causa de este rechazo no es por repudio a la persona que se tiene enfrente. Es más bien una especie de aborrecimiento a lo que se cree que representan estos trabajadores. Es decir, antipatía hacia un conjunto de conceptos y significados que se desean justificar por medio de normas morales y creencias religiosas.

Este día no se trata de debatir sobre las distintas posturas que existen hacia los trabajadores sexuales. Se busca luchar por la igualdad ante la ley. El derecho que todo ser humano tiene de vivir bien, de sentirse seguro, de ser respetado o de gozar de un entorno tolerante. Por ello, las organizaciones que están a favor de los derechos de las trabajadoras sexuales se lanzan cada año a la calle para exigir que se les garanticen los derechos que ellas ya tienen. Pues los poseen simplemente por haber nacido y ser ciudadanas del mundo.

¿Cómo se puede celebrar?

Las formas de contribuir con esta lucha son algunas como realizar cualquier petición que hagan estas organizaciones, asistir a eventos y escuchar lo que ellas quieren decir. Además, uno puede demostrar su apoyo a través del hashtag #NoalaViolenciaContralasTrabajadorasSexuales

Este 17 de diciembre, hay que decir no a la violencia de género que viven estas mujeres a diario y recordar que ellas también son parte de la comunidad.

Compartir