¿Qué sabemos de la ‘Ley Mordaza’? Cuestiones para un debate

0
473

LUCÍA CORDERO ALONSO

Fotografía: Livia Foschini 

“La libertad no se legisla, se CONQUISTA. #SinMiedo”. Con este grito, el pasado 25 de noviembre, dos de los componentes de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) ponían voz a la lucha en contra de la Ley de Seguridad Ciudadana -popularmente conocida como ‘Ley Mordaza’-, aprobada en marzo.

El tema, uno de los más polémicos de los últimos meses para la opinión pública, fue abordado en la XIX Semana Cultural Libertaria del citado sindicato; concretamente, en un debate a micro abierto titulado ‘Cómo afrontar la Ley Mordaza’ y celebrado el pasado miércoles, 25 de noviembre, en el Centro Cívico Esgueva. Antes de zambullirse en el tema, uno de los miembros de CNT que presidía el debate hizo un pequeño homenaje a las víctimas de violencia de género en conmemoración a la celebración del Día en Contra de la Violencia de Género.

Esta ‘Ley Mordaza’ penaliza las siguientes actuaciones:

– Celebración de manifestaciones sin comunicar a las autoridades, cuya responsabilidad corresponderá a los organizadores.

– El consumo de alcohol en lugares públicos cuando perturbe gravemente la tranquilidad ciudadana.

– La perturbación grave de la seguridad ciudadana en manifestaciones frente al Congreso, el Senado y asambleas autonómicas, aunque no estuvieran reunidos.

– No colaborar con las Fuerzas de Seguridad en la averiguación de delitos o en la prevención de acciones que puedan poner  en riesgo la seguridad ciudadana.

– Celebrar espectáculos públicos quebrantando la prohibición ordenada por la autoridad correspondiente por razones de seguridad pública.

– Proyectar haces de luz sobre los pilotos o conductores de medios de transporte que puedan deslumbrarlos o distraer su atención y provocar accidentes.

A pesar de que el Gobierno la vendiese como buena, tanto partidos políticos como medios de comunicación la critican. Agencias de noticias como EuropaPress centran sus argumentos en la poca libertad que deja a la hora de publicar noticias.

En un primer momento, desde el circuito comunicativo, numerosos medios apostaron por sacar noticias en las que se mostraba a diferentes grupos luchando en contra de esta norma, como es el caso de La Sexta. Sin embargo, con el paso de los meses, se dejaron de emitir noticias relacionadas con el tema. El porqué no se sabe aún. “Será porque los medios sacan siempre lo último y este tema se ha ido tapando poco a poco con otros que han surgido con posterioridad”, manifestaba uno de los participantes del debate.

Por otro lado, La 1 de Televisión Española no informó sobre este asunto, sobre las protestas. Algunas voces apuntan que esto se debe a que es una cadena manejada por el Ejecutivo. Muchos de los participantes en el debate veían aquí un hecho consumado: la manipulación de los medios de comunicación a la hora de presentar distintas noticias. Todo depende de quién dirija el canal, la emisora o el periódico.

Centrando nuestra atención en el abanico político, varios partidos estaban a favor de derogarla, pero otros apostaban por disposiciones parecidas. CNT, 25S, Greenpeace, Legalsol o Jueces por la Democracia son algunos de los colectivos que se posicionaron en contra.

 ¿Cómo nos está afectando?

En el ámbito de las manifestaciones, tres son los motivos de sanción: que estén convocadas sin previo aviso, que se produzcan ante el Congreso y/o que un participante se niegue a marcharse de ella. Para muchas de las personas que debatieron, se trata de cuestiones irracionales ya que, como comentaban, una manifestación no comunicada no es ilegal.

Sobre un tema que nos afecta como profesionales de la comunicación, el de las fotografías a los policías, hay que señalar que nunca pueden quitarte la cámara, aunque sí tienen potestad para mandarte borrar las instantáneas.

El asunto de las redes sociales fue, quizás, el más polémico como consecuencia de la gran utilidad que tienen últimamente en la sociedad. La medida más discutida consiste en la capacidad de sanción por acceder de manera continuada a páginas terroristas ilegales. Decimos que es discutida ya que la norma no dice específicamente cuáles son estas ‘webs’.

Otro punto que surgió en el debate y que llamó mucho la atención fue el relacionado con los inmigrantes: está prohibido ayudarles a pasar, lo que atenta -según el auditorio- contra el principio de solidaridad de los humanos.

¿Qué se ha hecho en contra?

Muchos colectivos salieron a la calle a manifestar su ira en contra de esta ley, sin embargo -y como ocurrió con los medios-, a medida que iba pasando el tiempo iba disminuyendo también el número de participantes en las manifestaciones. Algo que llamó mucho la atención a los asistentes fue el acto que realizó Greenpeace: poco después de haberse publicado la ley, varios participantes de este colectivo se subieron a una grúa situada cerca del Congreso -dispuesta allí por las obras que se estaban realizando- y colocaron una pancarta en la que ponía “La protesta es un derecho”. Mientras, rodeando el edificio, varios participantes mostraban pancartas en las que se podía leer “#SINLEYMORDAZA”.

“No vivimos en las democracia que creemos”

Una de las conclusiones a las que se llegó el pasado miércoles es que el Gobierno -en este caso- juega, sobre todo, con el papel de la desinformación. Para solucionar este problema, muchos de los asistentes apostaban por fomentar la comprensión de las leyes. De ese modo y ante cualquier disputa, cualquier ciudadano sabrá cuáles son sus derechos.

Los medios de comunicación tienen aquí, sin lugar a dudas, una importante responsabilidad. Es hora de hacer Periodismo.

Compartir