Dafne Calvo: “escribir de lo que a uno le gusta es algo que se refleja en el lector”

0
986

La Encuadre es un proyecto nacido hace unos meses, una revista de contenido cultural, en la que participan, además de gente de otras ciudades, varios estudiantes de la Universidad de Valladolid. En InformaUVa queremos saber y dar a conocer esta iniciativa que, tal y como nos cuenta su directora, Dafne Calvo, trata “temas de todo aquello que se puede encuadrar, básicamente: pantallas de cine, de televisión, de un ordenador, escenarios de un teatro, de un concierto y prestamos especial atención a los grupos emergentes”.

Quizá la peculiaridad más destacable es que cada número de la revista gira en torno a un tema en particular y, de esa manera, cada redactor “escribe lo que quiere, siempre y cuando esté acotado al tema del que tratamos ese mes”. Dafne cuenta que estos temas centrales “vienen desde dirección y otros tantos los proponen los mismos redactores”, como nos cuenta también Ainhoa Zabaleta, una de las redactoras que también estudia en la Universidad de Valladolid, “y que, de momento, no nos han tirado ninguna iniciativa”.

En eso se basa, como reconoce Dafne ilusionada con este proyecto, que “siempre que escribes de algo que te gusta, de un tema que controlas, siempre escribes con más ganas”, y añade que “esa ilusión se la transmites al lector”. Actualmente el equipo está compuesto “por una veintena de redactores, ilustradores… y que vienen de varias ciudades como Madrid o Barcelona”.

En un inicio, comenzaron con un proyecto de financiación en masa, también llamado crowdfunding para tener “una base de gastos de alojamiento, teléfono, viajes…” y que, por el momento, este dinero “está saliendo de los bolsillos de cada uno de los redactores”. Este proyecto de crowdfunding no consiguió la financiación necesaria, cree su directora, Dafne Calvo, que “porque en el momento de salir al proyecto de crowdfunding se ofrecían los mismos contenidos en la revista y en la web” y porque, además ofrecen “la suscripción anual, y por ese dinero pueden tener la revista cada mes”. Dafne cree personalmente que “en el momento en que salió el proyecto de crowdfunding era algo que la revista no necesitaba realmente”. 

El mayor reto que reconoce Dafne desde el inicio “es hacer contenidos cada vez más específicos cada mes”, aunque admite satisfecha que cree “que se ha conseguido, porque ahora la revista es mucho más orgánica con una redacción cada vez más integrada”. Que sea una revista de pago, admite su directora, “que es una decisión de cada medio” y confían en que al existir públicos cada vez más fragmentados, que consumen los contenidos específicos que les gustan, “sean esos públicos los que estén dispuestos a pagar por los contenidos de la revista”. Por el momento, y en este mar de dudas en el que se mueve el ejercicio periodístico, es un paso adelante el hecho de que existan proyectos como estos y más viniendo desde entornos universitarios. 

(*) Texto: Ana Isabel M. Cordobés (@ana_Cordobes); Foto: Maje M.S. (@ladymaje)