‘Correspondencias C19’, un proyecto solidario que envía cartas a residencias y hospitales de Castilla y León

0
505
ALICIA GALLEGO MENÉNDEZ  |  Fotografía: Correspondencias C19

El proyecto de ‘Correspondencias C19’ consiste en recopilar cartas dirigidas a personas que se sienten solas y aisladas estos días, para después enviarlas a hospitales y residencias y que dichas personas puedan leerlas. Aunque es un envío anónimo, los destinatarios pueden responder y convertirse en emisores. El objetivo es transmitir el máximo cariño y compañía posible a través de mensajes, ‘abrazar con palabras’.

En estos momentos el banco de cartas cuenta con un total de 70 correspondencias recibidas, entre las se encuentran desde las más tradicionales, hasta dibujos, poesía, o ‘referencias a canciones e imágenes’. Más de una decena de asociaciones, entidades y artistas colaboran con el proyecto. Y también algún colegio, como Nuestra Señora del Pilar Valladolid, cuyos alumnos han participado enviando sus mensajes.

Algunas de las cartas ya han sido remitidas a tres residencias -de Palencia, Valladolid y Zamora- y otras están siendo sistematizadas para el próximo envío. Además de esto, se derivan correspondencias ‘a catorce hospitales de Castilla y León, a través de la iniciativa puesta en marcha por la Consejería de Salud’ según explican desde la organización.

La idea de futuro de Correspondencias C19 es conseguir que las cartas también lleguen a personas que se encuentren aisladas en sus domicilios. Pero, de momento, para lograrlo ‘instan a que se lean desde las ventanas’ a los vecinos; y proponen a los medios de comunicación que ‘consideren la posibilidad de emitir el contenido de las cartas para su audiencia’.

Cualquier persona que quiera colaborar puede mandar una carta al correo electrónico envios.cartas.19@gmail.com. Ésta debe contener los mínimos datos personales posibles, para poder crear un flujo comunicativo que respete la privacidad de los implicados. A la hora de escribir el mensaje hay que tener en cuenta que, a pesar de no saber a qué receptor va a llegar, hay que tratar de empatizar con la situación en la que posiblemente se encuentre.