Los medios de comunicación desatan una alarma social innecesaria por el Coronavirus

0
942
ANTONIO RUBIO MARTÍNEZ  |  Fotografía: Pixabay  |

La conexión de TVE con Lorenzo Milá, su corresponsal en Italia se ha hecho viral. En ella informa sobre el COVID-19, el nuevo virus de la familia de los coronavirus que se está extendiendo por el mundo. Lorenzo Milá aclaró que según los expertos, este virus no es más que ‘un tipo de gripe’, y que, como tal, afecta principalmente a las personas mayores. Y es que, entre tantos mensajes que nos atemorizan, la labor del corresponsal de Televisión Española destaca por aportar una información veraz y tranquilizadora.

Todos hemos visto por la calle gente con una mascarilla y hemos oído que hay farmacias en las que se han agotado. En efecto, este virus se transmite a través de gotitas producidas al hablar, toser o estornudar. Sin embargo, la Gripe A tiene una tasa de mortalidad mayor que la del COVID-19. En la temporada 2017/2018, cerca de 15.000 personas fallecieron en España por la gripe y nadie se escandalizaba ni corría a comprar mascarillas ni criminalizaba a quien era propenso a estar contagiado.

El virus procedente de Wuhan no es tan rápido ni tan alarmante como las noticias que día a día salen a la luz y alimentan a un mundo dispuesto a confiar su vida a los medios de comunicación, sin contrastar información sobre la propagación, síntomas o grupos de riesgo. Noticias que llenan los canales diciendo las medidas que toman los países para evitar la expansión del virus o cuantas personas han sido contagiadas en la última jornada. Pero lo que la gente necesita son mensajes de calma y de esperanza. Decir el número de personas que mueren al día no hace que la ciudadanía esté informada, simplemente da lugar a un estado mundial de alarma que propaga miedo y desconfianza.

Por eso, el Colegio Profesional de Periodistas de Castilla y León apela a la responsabilidad de los medios en el tratamiento del virus. Los medios de comunicación mueven a las masas, y por lo tanto, tienen una gran responsabilidad a la hora de propagar noticias como la de una posible pandemia. El Colegio de Periodistas recomienda a los redactores acudir a guías específicas sobre el COVID-19 y crisis sanitarias para poder abordar de una manera responsable la situación que estamos viviendo. Sobre todo, advierte de la necesidad de huir de cualquier tipo de sensacionalismo, que alerta a la gente y, en ocasiones, dificulta la labor de los profesionales de la salud.

Compartir