La COP26 vuelve en la lucha contra el cambio climático

0
143
DANIEL MANGAS DIEZ  |  Fotografía: Pixabay

La Conferencia de las Partes (COP26) es el nombre que recibe esta cumbre anual. Es realizada por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y es en ella,  donde se discute acerca de que medidas aplicar en material medioambiental para revertir la problemática mundial que supone el cambio climático.

La vigésimo sexta edición bajo el lema <<es tiempo de actuar>> tendrá lugar del 1 al 12 de noviembre en Glasgow y reunirá a 197 países y más de 20.000 personas, entre las que se encontraran jefes de Estado, diplomáticos y activistas medioambientales.

La última cumbre del clima tuvo lugar en diciembre de 2019 en Madrid, pocos meses antes del estallido de la pandemia en Europa. La pasada edición iba a celebrarse en Glasgow, sin embargo, en 2020 tuvo que ser suspendida por la situación de excepción que vivía el planeta a raíz de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19. Es por ello, por lo que llevamos más de dos años sin negociaciones a nivel mundial en materia medioambiental.

La COP contara con un evento precursor en el que jóvenes de todas partes del mundo se darán cita en la 16 edición de la Conferencia de la Juventud sobre el Cambio Climático (COY16). Este evento tendrá lugar entre el 28 y 31 de octubre en Glasgow. El año pasado debido a la cancelación de la COP miles de jóvenes activistas organizaron la Mock COP26, un macro evento digital que conto con diversas conferencias y talleres online relacionados con el cambio climático.

Los objetivos para la COP 26 son claros, y tienen una mirada hacia el futuro, especialmente hacia 2030. El principal objetivo de esta edición es fijar medidas que limiten el aumento de las temperaturas a nivel global. Entre las medidas que se van a proponer están la eliminación del carbón, reducir la deforestación, aclarar el cambio a vehículos eléctricos y fomentar en uso de energías renovables.

El principal foco de atención se encuentra en China, causante del 28% de emisiones a nivel global. Además, Rusia, Australia, India y China tienen que comprometerse a bajar más sus niveles de contaminación. Por otro lado, una pequeña cantidad de países ricos han ayudado en materia económica a países más desfavorables para llevar a cabo esta transición.

Para diversos activistas entre ellos Greta Thunberg, las políticas y medidas alcanzadas en las anteriores ediciones se han transformado en políticas vacías que no han llegado a ninguna parte. Se espera que para esta edición se llegue a medidas tan exigentes como requiere la situación.