El Consejo Social de la UVa: más que números

0
594

FRANCISCO NÚÑEZ URÍA

Fotografía: UVa

El Consejo Social de la Universidad de Valladolid es el órgano a través del cual la sociedad participa en la universidad, es decir, el elemento de unión entre ambas. Entre sus funciones podemos destacar que promueve la colaboración de la sociedad en la actividad universitaria, que aprueba cada año los presupuestos de la Universidad y, en general, que intenta mantener su autonomía económica y financiera; todo ello sin olvidar que también deben representar los intereses sociales según lo que establezca la Junta de Castilla y León.

El presidente del Consejo Social de la Universidad de Valladolid es, desde el año 2014, Luis Gerardo Gutiérrez Fuentes, quien, no obstante, forma parte de este organismo desde 2012. Es licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid y tiene un Máster en dirección de producción, operaciones y tecnología. En 1991 comenzó su andadura empresarial en Gadea Grupo Farmacéutico S. L. Gutiérrez fue su presidente y consejero delegado hasta julio de 2015; actualmente, forma parte de su Consejo de Administración.

La Ley de Universidades de Castilla y León es la que regula el nombramiento y la representatividad de los miembros del Consejo, que está integrado, además de por su presidente, por 29 personas más. Entre ellas se encuentran varios miembros propuestos por las empresas y los sindicatos más representativos de la comunidad autónoma, varios miembros de la Junta de Castilla y León y reconocidos profesores y estudiantes. Puede recurrir a él en cualquier momento tanto la comunidad universitaria (estudiantes, profesores, personal, etc.) como la sociedad en general.

Según nos cuenta Pedro Valerio, secretario del Consejo Social de la Universidad de Valladolid, “en los plenos se debaten, analizan y proponen temas interesantes para el presente y futuro de la UVa. Por ejemplo, la estrategia a corto, medio y largo plazo de la Universidad, la incentivación hacia la vocación investigadora, la incorporación de las nuevas tecnologías a la docencia, la internacionalización de la universidad o el reconocimiento de la actividad docente e investigadora”.

Desde septiembre de este mismo año, el Consejo Social ha comenzado a reunirse con los Grupos de Investigación Reconocidos (GIR) para dar a conocer su trabajo y, posteriormente, elaborar un documento sobre el papel que tiene la investigación en la universidad.

“Durante estos últimos 15 meses hemos visitado todos los centros educativos de nuestra universidad, distribuidos en 4 campus diferentes. En todos ellos nos hemos reunido con sus equipos directivos para hablar de las dificultades, de las preocupaciones y del futuro en torno a la labor investigadora en la UVa”, explica Valerio. Y es que es importante destacar que Castilla y León es la comunidad autónoma con mayor número de grupos de investigación consolidados; concretamente, más de 40.

“El interés por la investigación es una de las grandes apuestas del Consejo Social de la UVa, prueba de ello son sus becas de iniciación en tareas de investigación financiadas con el presupuesto de las dietas de los vocales del Consejo, que han renunciado a ellas para favorecer la vocación investigadora de sus estudiantes. Además, recuerdo que la participación en este órgano no se encuentra remunerada económicamente”, recalca Pedro Valerio.

En su próximo encuentro se reunirán con el Instituto Universitario de Historia de Simancas y se centrará en el ámbito de las artes y humanidades. En él participarán el presidente del consejo, el secretario y, dependiendo de la disponibilidad, de 3 a 6 vocales. Toda la información puede encontrarse en web oficial del Consejo Social de la Universidad de Valladolid, así como en su perfil en Twitter.

Compartir