Relevo en el Consejo Social: Gerardo Gutiérrez hace balance de sus dos años de presidencia

0
4523
NEREA FADÓN BÁRBULO  |  Vídeo: Nerea Fadón  |

El periodista Oscar Campillo, nuevo presidente de la institución universitaria

Los empresarios, los profesionales, los estudiantes y diferentes colectivos ‘vigilan’ la evolución de la Universidad, su gestión y su futuro. El Consejo Social de la UVa agrupa a todos estos agentes del entorno social que procuran que la alianza con la comunidad universitaria no se rompa. Esta institución se pone en marcha en el año 1986 con “la voluntad de que, en un momento en el que se le está reconociendo cierta autonomía a las universidades, la sociedad tenga un cierto control de la actividad de las mismas”, explica Gerardo Gutiérrez, presidente de la institución desde 2014 hasta finales de este año que sera relevado por el periodista Oscar Campillo quién tomará posesión este viernes 22 de diciembre.

Ante el inminente relevo, Inform@UVa ha charlado con Gerardo Gutiérrez para que nos informe sobre las funciones que tiene el Consejo antes de su relevo y nos haga un balance sobre su periodo de presidencia en la institución.

Gutiérrez es un empresario y químico leonés, fundador de Gadea Grupo Farmacéutico. Como empresario entiende que “las empresas castellano y leonesas van a ser mejores en la medida en que puedan interaccionar cada vez más y mejor con las propias universidades. Las empresas dependemos del conocimiento y seremos mejores si somos capaces de generar más conocimiento”. Participar activamente en que esta interacción se lleve a cabo es la razón por la cuál Gerardo Gutiérrez decidió formar parte del Consejo Social.

El Consejo Social está formado por 30 personas nombradas por distintos estamentos sociales, entre los que destacan las organizaciones empresariales, los sindicatos, la Consejería de Educación. De estos miembros, seis proceden de la universidad, entre ellos el rector, secretario o el gerente, además de representantes de alumnos y profesores. En el caso de Gerardo Gutiérrez fue designado presidente por la Junta de Castilla y León. Entre los componentes del Consejo encontramos, sin embargo, un mayor número de hombres que de mujeres. Preguntado por la posibilidad de una mayor paridad en el órgano, asegura que “nadie es nombrado en función de su sexo, están los mejores en cada caso” y afirma que “las mujeres que están en el Consejo Social son de gran valía” y es por ello por lo que forman parte de él.

La UVa no es la única universidad española que posee un Consejo Social, sino que hay otras 50. Todas ellas se agrupan en la Conferencia de Consejos Sociales, la cual se encarga de dirigir las políticas a seguir en todo el país por dichos consejos, además de interceder ante el propio Ministerio de Educación. Hasta la fecha, esta Conferencia está presidida por Manuel Pizarro Moreno y  está organizada a través de una Asamblea General, un Comité Ejecutivo, una presidencia, dos vicepresidencias y una Secretaría General. Para informar sobre los temas a tratar por la Asamblea General y el Comité Ejecutivo se han constituido cuatro comisiones sectoriales:  la Comisión Académica; la Comisión de Transferencia y Relaciones con la Sociedad; la Comisión Económica; y la Comisión de Secretarios.

El Consejo Social de la UVa se financia con los fondos de la Universidad de Valladolid. La partida de los presupuestos que se destina a la institución sirve para sufragar las actividades que lanza el Consejo. “Entre ellas se encuentran la auditoría, reconocimiento y promoción de la investigación y la calidad docente y becas para promover la investigación en estudiantes de grado”, explica Gutiérrez al tiempo que confirma que el presupuesto anual del Consejo Social es de unos 150.000 euros.

Para Gutiérrez la importancia del Consejo recae en que el hecho de que muchos de sus integrantes no pertenecen al ámbito universitario y se les supone “un cierto conocimiento de lo que hay de puertas hacia fuera”. “Tratamos de ventilar y ayudar a abrir esa comunicación entre la universidad y la sociedad”, añade. Esta necesidad de relación entre ambas partes la justifica ya que “la universidad per se no sirve para nada, es útil en tanto en cuanto es un soporte a lo que es su propia sociedad”.

A pesar de las funciones tan determinantes que tiene el Consejo Social de la UVa, según su expresidente “históricamente los Consejos Sociales han permanecido en estado latente, no sólo en la Universidad de Valladolid, sino en todo el país”. “Yo creo que un buen Consejo Social es aquél que sabe actuar en la doble dirección (universidad y sociedad). Ése es el papel esencial que nos corresponde” declara Gutiérrez.

Preguntado por el balance que hace de estos dos años como presidente de la institución, Gutiérrez confiesa que “han sido unos años de intenso trabajo dirigido a lograr un mejor conocimiento de la realidad de las universidades públicas, tanto de sus fortalezas como de sus debilidades, y también a hacer más visible y accesible el Consejo Social a la comunidad universitaria y a la sociedad en general”. Además señala que para conseguir este objetivo, una de las acciones más significativas que ha llevado a cabo el Consejo ha sido “la ronda de encuentros mantenidos con todos los centros y facultades de los cuatro campus y con diferentes organizaciones empresariales y sociales de la región”.

Las actividades que desarrolla el Consejo Social de la UVa son numerosas, entre ellas la entrega de Premios de Consejo Social. Además, el Consejo se encarga de supervisar la elaboración de los planes de estudio, para que sean imparciales y no atiendan a ningún tipo de interés económico o político. Relacionado con los Premios a la Investigación que otorga el Consejo, Gerardo Gutiérrez habla de la importancia de incrementar las becas en este ámbito.

A partir del próximo viernes 22 de diciembre Oscar Campillo será el nuevo presidente del Consejo Social de la UVa. Es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y su carrera profesional comienza en 1986 cuando se convierte en jefe de comarcas de ‘La Crónica de León’. Desde entonces, Campillo ha trabajado como director de la edición de ‘El Mundo’ en Valladolid o el diario deportivo ‘Marca’. Hace un año toma la dirección general de Comunicación y Relaciones Institucionales del Grupo Vocento. Además es galardonado en 2016 con el Premio Francisco de Cossío a su trayectoria profesional.

Compartir