TANIA DÍEZ PEREA  |  Fotografía: Tania Díez Perea  |

La Biblioteca Reina Sofía es la biblioteca de la Universidad de Valladolid. El edificio, situado en la cárcel de la Chancillería de Valladolid, se construyó entre 1675 y 1679 y, ya en 1988 fue habilitado para acoger las instalaciones de la biblioteca. En su interior, se encuentra un archivo compuesto por libros, investigaciones y tesis; obras que datan del siglo XIX y revistas editadas por la UVa. Además, contiene una hemeroteca con periódicos de carácter local, regional y nacional. Para conocer más sobre los recursos y servicios que ofrece esta biblioteca, se ha entrevistado a su directora, Carmen Miguel Murado:

P: ¿Cuándo se inicia la recolección de los documentos que forman parte del archivo?

R: No hacemos una recolección de colecciones bibliográficas como tal, simplemente guardamos estos documentos porque nos pareció que podían ser interesantes y han ido llegando a lo largo de la historia de la biblioteca. Otros los tenemos porque son posesiones de la Universidad de Valladolid y esta biblioteca es la más importante de la Universidad.

P: ¿La biblioteca es la dueña del archivo?

R: Las colecciones bibliográficas que están aquí guardadas pertenecen a la Universidad de Valladolid. La biblioteca universitaria es un servicio global para todos los miembros de la UVa que tiene catorce puntos o pequeñas bibliotecas como esta.

P: ¿De cuántos documentos consta?  ¿De qué tipo de documentos consta este archivo?

R: Tenemos más de 70.000 impresos. Y contamos con obras de diversa índole: algunas del siglo XIX de temática variada; libros pertenecientes a la biblioteca personal de la poetisa cordobesa Concha Lagos; la colección Santa María del Castillo; un gran número de las publicaciones del Norte de Castilla y tesis doctorales de la Universidad de Valladolid, menos las de los últimos años que son electrónicas y podemos encontrar en el repositorio documental de la página web. Además, tenemos más colecciones, pero las mencionadas anteriormente son específicas de esta biblioteca.

P: ¿Estos documentos son de acceso público? ¿Hay que realizar estas consultas en la biblioteca o aquellos que quieran pueden llevárselos a casa? Si es así, ¿Cuánto tiempo pueden tenerlos? ¿Habría que pagar algo?

R: Se pueden consultar todos los documentos, incluso los que están en depósito cerrado. Simplemente, el interesado/a tendrá que ir al mostrador de la biblioteca y pedirlos. Hay que decir que se los podrán llevar a sus casas, todos menos los del siglo XIX, las tesis doctorales y las revistas. Tampoco se prestan los libros de la primera mitad del siglo XX, a no ser que haya más ejemplares en otras bibliotecas de la Universidad de Valladolid. Estos tendrán que consultarlos en la biblioteca y no habría que pagar nada. El resto de libros se pueden llevar a modo préstamo y el tipo de préstamo es “préstamo largo”, aunque varía el número de días del mismo  en función al tipo de usuario que sea el solicitante. Por ejemplo, los alumnos de la universidad podrán tenerlos quince días y renovar el préstamos por otros quince días más.

P: ¿Se plantean enseñar el fondo cerrado de la biblioteca con la realización de visitas?

R: No planificamos visitas, pero aquel que lo desee podría solicitarla y le enseñaremos el fondo sin problema alguno. De hecho, ahora van a venir a visitarlos los alumnos de la Universidad Millán Santos, perteneciente también a la Universidad de Valladolid.

P: ¿Cuál es la importancia de este archivo a nivel provincial? ¿Y comarcal?

R: La biblioteca universitaria (Reina Sofía y todas las bibliotecas de las distintas facultades) poseen archivos de gran importancia a nivel nacional e incluso mundial pues la universidad de Valladolid, al ser una de las más antiguas de España, tiene un gran número de obras de mucho valor. Todo ello se refleja en la solicitudes de préstamo interbibliotecario, numerosas y no solo de bibliotecas españolas.

P: ¿Tienen previsto ampliar el archivo con más documentos? Si es así, ¿Qué tipo de documentos buscan?

R: En formato papel seguimos comprando aquellas obras que tienen más demanda entre nuestros usuarios, en especial, aquellos que necesiten los alumnos de la Universidad Millán Santos pues somos su biblioteca de referencia.  Por ejemplo, buscamos  libros de asignaturas transversales como pueden ser los idiomas, informática,etc. y otras más específicas, de las distintas carreras. También estamos interesados en la colección del fondo local de Valladolid, en la colección de libros editados por la Universidad de Valladolid y en la colección de la biblioteca profesional de biblioteconomía.

P: ¿Se pueden hacer aportaciones? ¿Gratuitas o se le pagaría al donante?

R: El tema de las donaciones está normalizado en la biblioteca universitaria y si alguien quiere donar una colección importante, en calidad o cantidad, hay una serie de trámites a seguir. Habría que estudiarlas pero cuando son libros puntuales, no hace falta. Solo se miraría si son obras que puedan interesar a la biblioteca y a nuestros usuarios. Respecto a si son gratuitas, sí. No habría ningún pago puesto.

P: Aparte de poseer este archivo, ¿qué más podemos encontrar en la biblioteca ? ¿Y qué otros servicios puede ofrecernos?

R: La biblioteca Reina Sofía puede ofrecer a los usuarios una sala de música que tiene un piano digital y que se puede usar con auriculares que prestamos. Hay salas de estudios y también disponemos de portátiles y de otra sala que se puede reservar para trabajos en grupo, charlas, debates, talleres,etc. Esta sala tiene WI-FI, pantalla de televisión, portátil y el resto de dispositivos necesarios para realizar una videoconferencia. También podemos mencionar que a modo préstamo, dejamos cámaras de vídeo, cámara de fotos, trípodes, etc. que pueden ser de utilidad para usuarios que son estudiantes en estos momentos.  Respecto a las actividades que ofrecemos tenemos un club de lectura que empieza la semana que viene.

P: ¿Dónde tendríamos que solicitar estos materiales?                                                R: Todos los materiales que prestamos se pueden pedir en la biblioteca y, en la página web, se puede solicitar la sala de trabajo reservable. Ahí, también se pueden pedir salas de otras bibliotecas, como la de la facultad de economía y la del campus Miguel Delibes. Hay que decir que los portátiles se prestan veinticuatro horas.

P: ¿Por qué debemos ir a estudiar a esta biblioteca o a consultar sus libros, en lugar de a otras?

R: Recomiendo venir a la biblioteca Reina Sofía puesto que consta de diversas salas perfectamente acondicionadas para el estudio. Otra razón para venir aquí sería que prestamos una serie de elementos que pueden ser de gran utilidad para realizar trabajos. Además, hay enchufes en todas las mesas, algo que se pide bastante. También organizamos diversas actividades y vienen  muchas personas de distintas facultades. Por tanto, es un buen sitio para conocerse y socializar con alumnos de otros centros.

Obras de la colección bibliográfica que conmemoran el día de la mujer escritora (15 de octubre)
Obras de la colección bibliográfica que datan del siglo XIX
Otra obra de la colección bibliográfica perteneciente al siglo XIX, Madrid Cómico
Compartir