Ainhoa Jiménez Arranz  |  Fotografía original: Pixabay  |

Ninguna puerta se abre para nosotros: la pesadilla de un estudiante de periodismo. Uno de los mayores miedos de un universitario es no encontrar trabajo al acabar la carrera. Pues ¿quién no ha oído decir cosas como: “el periodismo no tiene salida” o “si no conoces a alguien que te meta dentro, no vas a trabajar en ningún medio”? Los futuros periodistas tienen que escuchar un sinfín de frases desalentadoras que incrementan su temor hacia el fracaso laboral. Aunque la realidad es que encontrar trabajo depende de muchos factores, hay una serie de estrategias que pueden ayudarte a labrar tu futuro.

En primer lugar, es esencial tener una buena presentación laboral. El portfolio o currículo no debe contener ninguna falta de ortografía y menos si quieres ser redactor. Además, Internet es un lugar importante donde debes cuidar tu imagen si quieres encontrar empleo. Las páginas web y portfolios online permitirán a los empresarios conocer tus hábitos laborales y la calidad de tus esfuerzos. Pero el futuro periodista no puede olvidarse de una carta de presentación muy importante: las redes sociales. Por eso, es esencial mantenerlos actualizadas, cuidadas y completas.

Por otra parte, la calidad del profesional de la información está ligada, en gran medida, a sus conocimientos. Los medios actuales necesitan “periodistas todoterreno”, es decir, que sean capaces de moverse por todos los ámbitos. Y, lo más importante en la era digital en la que vivimos, que se desenvuelvan bien con la tecnología. Esto implica un estudio constante que le permita al informador renovar sus conocimientos y no quedarse obsoleto. Lo cual le lleva, además, a tener una presencia aún más continua en las redes sociales.

Pero no solo se necesita experiencia con las herramientas. Los estudiantes deben formar poco a poco su agenda de contactos, tanto de medios como de fuentes, para facilitar su inserción en el mundo laboral. En muchas ocasiones, el proceso de selección de un periodista para un medio determinado puede llevar mucho tiempo, por eso, es fundamental conocer a alguien dentro del medio en el que se desea trabajar.

También investigar distintos laboratorios mediáticos puede facilitar que el reportero se adapte a las necesidades del mercado laboral.  Además, esto le permitirá al informador conocer las dinámicas de trabajo del medio para adecúe mejor a lo que se pide. Del mismo modo, si se fija una meta clara desde el principio, se pueden buscar otros trabajos que poco a poco conduzcan hasta la meta.

Compartir