MARTINA SANCHEZ SABATO  |  Fotografía: pixabay  |

“Cómo hacer mejores entrevistas periodísticas” es un artículo de Fabrice Le Lous, editor de la Revista Domingo, del diario La Prensa (Nicaragua), que trata la entrevista cara a cara, con preguntas y respuestas. Esta publicación da unos consejos para no hacer una entrevista pobre en cuanto a información y para no hacer las preguntas que todos esperarían. Especifica que requiere cuidado, que trata cada vez un caso diferente y que cuando se hace bien se transforma en una pieza para la consulta pública.

El primer paso es elegir a la persona en cuestión, para seguir la misión, como él lo llama. Como cabe esperar, un segundo paso es elegir las preguntas oportunas para hacer de ese diálogo el más apropiado, aquel que proporcione la información que la gente espera. Le Lous apunta qué el truco, para esto, es ponerse en el papel del lector y preguntarse a uno mismo qué es lo que se esperaría de esa entrevista.  El fallo reside en las situaciones en las que se hace una batería de preguntas, se lleva todas las preguntas preparadas, y cuando la entrevista va cogiendo camino el entrevistador se cierra a salir del cuestionario previamente pensado. Es necesario abrirse a nuevos temas. En palabras del propio artículo: “Es lo que ocurre en cualquier conversación interesante entre dos personas”.

La ventaja de las entrevistas cara a cara es que, al situar al entrevistador frente a la persona en cuestión, se produce una mayor transparencia, y no se puede esconder expresiones poniendo un buen tono de voz, como podría hacerse por teléfono.

Todos estos consejos son importantes a tener en cuenta, si se quiere mejorar en la manera de trabajar y crecer como periodista: hasta el más principiante sabe que no puede llegar a entrevistar a una persona sin saber un mínimo de su vida, o sin mostrar interés por saber más y poder informar y formarse más a sí mismo. Dos cosas básicas para un periodista son las ganas de informar y la curiosidad.

Compartir