Las claves para una alimentación saludable

0
76
CELIA FALCES MIRAVALLES | Fotografía: Pixabay|

Hacer la transición a una alimentación saludable no siempre es fácil al principio, cuando estás asimilando e incorporando nuevos hábitos a tu vida. Porque no se trata de una dieta momentánea o un objetivo a corto plazo: llevar una alimentación saludable es un compromiso para toda la vida que tiene efectos directos en la salud física y mental. Por esto, es tan importante hacerlo bien, poco a poco y de forma segura. Debemos reprogramar nuestro cerebro, nuestros hábitos y nuestro paladar.

Algunas de las claves para llevar una alimentación saludable son las siguientes:

1.Encuentra tu motivo Para ser más saludable, sentirse mejor, prevenir enfermedades, perder peso, por compromiso con el medio ambiente o los animales… Sean cuales sean tus objetivos, conócelos. Es realmente importante que encuentres motivos suficientes para ti, ya que serán clave para mantener viva la motivación a lo largo del tiempo.

2. Infórmate y elige un buen plan de alimentación. Una vez tengas claros los motivos, adquiere un buen conocimiento para saber por dónde empezar y cómo llevarlo a cabo. Para ello es importante apoyarse en fuentes fiables, con criterio científico, de la mano de profesionales de la nutrición.

3. Entiende que es un proceso. Algunos cambios puedes hacerlos de la noche a la mañana porque no tienen mayor implicación que decidir hacerlo. Pero, en cuanto a hábitos alimenticios se refiere, para tener éxito, es clave tener unas expectativas realistas, entender que es un proceso que se va a construir pasito a pasito, armándose de paciencia y voluntad.

4. Piensa en cambiar, no en prohibir. El enfoque correcto sería ir sustituyendo aquellos alimentos poco saludables por otros que sí lo sean. Este proceso debe ser de manera orgánica. Se trata de probar formas nuevas de cocinar y reeducar el paladar.

5. Que tu cocina esté llena de salud. Poco a poco, deshazte de toda aquella comida que no te nutre, ni aporta nada a tu organismo. Llena tu cocina de verduras, hortalizas, hongos, frutas, legumbres, cereales, frutos secos, semillas, proteína animal de calidad, hierbas aromáticas y condimentos. Todo de temporada, fresco y a poder ser, ecológico.

6. Cocina, prueba y experimenta. La clave para comer de forma saludable es cocinar tus platos y así evitar precocinados. También puedes hacer batch cooking que consiste en cocinar una vez para toda la semana.

7. Busca apoyo en tu círculo cercano. Algunas personas podrán hacer el cambio de forma independiente, sin necesitar a nadie a su lado que le acompañe. Pero, hacer este proceso con familiares o amigos, puede ser un empujón vital y hasta puede que se unan a tu objetivo de cambiar de hábitos alimenticios.

8. Mantén la calma y sé paciente. La mente es traicionera y muchas veces puede llegar a ser nuestra peor enemiga. Si un día no lo has hecho todo lo bien que imaginabas, no te hables mal, no te culpes o te castigues.

9. Planifica. Planificar con antelación se trata de un punto primordial en este proceso. Planificar las comidas semanales, te ofrece el tiempo para configurar unos platos llenos de nutrientes sin cadencias.

10. Escucha tu cuerpo y disfruta. Conecta con tu cuerpo y observa los cambios que se producen con tu transición a una alimentación saludable.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha presentado esta mañana el recetario Comida rápida, barata y saludable’. El libro contiene 40 recetas que buscan ser una herramienta para combatir el sobrepeso y la desigualdad.