BELÉN RODRÍGUEZ FERRERO | Fotografía: Ainhoa de la Huerga  |

El puente de diciembre es uno de los festivos más conocidos y señalados del año en España. Todos los estudiantes españoles disfrutan de varios días sin clases antes de las vacaciones de Navidad. ¿Pero a qué se debe esta celebración? El seis de diciembre es festivo en todo el país porque es el Día de la Constitución. Se celebra desde 1983.

El seis de diciembre de 1978 se sometió a la población española a un referéndum que condujo a la entrada en vigor del Estatuto tres semanas después. La Constitución supuso un alivio para los españoles tras la dictadura franquista de cuarenta años de duración. El texto constitucional se basa en la libertad de las personas, algo de lo que se carecía cuando Franco gobernaba. Supuso una transición a la democracia. Un cambio que la sociedad estaba dispuesta aceptar tras muchos años de sufrimiento y privaciones. 

La Constitución española cuenta con algunas curiosidades. Tiene 169 artículos, 4 disposiciones adicionales, otras 9 transitorias, una derogatoria y otra final. Este contenido la convierte en una de las más extensas de Europa. Necesitó de leyes para regular los distintos aspectos de los que se hablaba. En el primer año de su vigencia las Cortes aprobaron 45 decretos. Además, destaca que solo ha sido reformada en dos ocasiones en los más de cuarenta años que lleva vigente. El escritor y Premio Nobel, Camilo José Cela, fue el encargado de revisar gramaticalmente el texto constitucional.

Tanto el seis como el ocho de diciembre son días señalados en el calendario español. Ambos son festivos y una oportunidad para viajar o sacar del armario la decoración navideña.

Al igual que el resto de celebraciones y de hábitos que parecían cotidianos hasta hace relativamente poco, en 2020 tendrán lugar de una manera distinta a la que se conocía. Si algo tan célebre como la Navidad será muy diferente -y limitada- en 2020, también la fiesta que señala el nacimiento de la Constitución sufrirá modificaciones. No habrá representaciones conmemorativas ni decoraciones de banderas. Tampoco carreras populares.

Por otro lado, el Congreso, que suele hacer una jornada de puertas abiertas para dar a conocer al público el escenario de elaboración de la Carta Magna, ha tenido que suspender este año las visitas. Lo hizo para recibir a la población con más ansia en el 2021, siempre que el coronavirus lo permita.

Compartir