Carlos Aganzo: “No hay otra figura como la de Ramanujan en la literatura india”

0
812
Guillermo Rodríguez con su libro
BORJA DE DIEGO PUENTE  |  Fotografía: Borja de Diego

Silencio. Silencio y expectación. Esto era lo que se podía sentir el pasado 10 de octubre en el Aula Triste del Palacio de Santa Cruz vallisoletano en los momentos previos a la presentación del libro When Mirrors Are Windows: A View of A.K. Ramanujan’s PoeticsQuizá el nombre de Attipate Krishnaswami Ramanujan no te diga nada. O puede que sí. Pero por si acaso no, has de saber que se trata del poeta, ensayista, traductor y folklorista indio más destacado de la segunda mitad del siglo XX.

A las siete y media de la tarde daba comienzo la presentación del libro, enmarcada dentro del programa de Aula de Cultura, del Norte de Castilla. Se contó en la mesa redonda, por orden de izquierda a derecha, con la escritora y crítico de arte Sushma K. Bahl, la directora del Departamento de Filología Inglesa de la Universidad de Valladolid Berta Cano, el actual director de Casa de la India, doctor por la Universidad de Valladolid y escritor del libro Guillermo Rodríguez, y el director del “Norte de Castilla” Carlos Aganzo. Dicho libro está basado en una tesis doctoral de 2006 de Rodríguez.

Presentación del libro
Presentación del libro por Sushma K. Bahl, Berta Cano, Guillermo Rodríguez y Carlos Aganzo, de izquierda a derecha | Fotografía: Borja de Diego

En primer lugar, Berta Cano se encargó de presentar a los sentados a la mesa principal, y tras sus palabras, Carlos Aganzo elogió la encomiable y enorme labor realizada por Rodríguez, así como elogiando al gran poeta indio: ”No hay otra figura como la de Ramanujan en la literatura india”.

” No hay otra figura como la de Ramanujan en la literatura india”.


Indagando en el perfil de Guillermo Rodríguez, es un gran intelectual cuya trayectoria no ha sido muy apreciada en nuestro país, pero fuera ha sido inmensa. A una edad más temprana, encontró por casualidad un libro de poemas de Ramanujan en una biblioteca, y su creciente interés y admiración por la figura del ensayista le llevó a realizar un pequeño ensayo para la Universidad de Valladolid. A la hora de hacer el doctorado, le ofrecieron ir a la Universidad de Chicago, en la que está todo el legado del poeta, y allí encontró variados diarios íntimos, ensayos y manuscritos inéditos, como bien señaló Rodríguez : ”variados espejos en los que el autor se refleja permanentemente”.

Tras esta intervención, Rodríguez agradeció a los presentes su interés, y antes de meterse en materia confesó su estado de nerviosismo a los presentes: ”Hice otra presentación en Estados Unidos, pero puedo decir honestamente que aquí en mi casa estoy mucho más nervioso”.

“Hice otra presentación en Estados Unidos, pero puedo decir honestamente que aquí en mi casa estoy mucho más nervioso”


tras lo que siguió la sonrisa de los que estábamos reunidos en la sala . Acto seguido relató, emocionado y con evidente pasión hacia la figura del escritor indio, una pequeña biografía sobre este. Para no aburriros demasiado, ahí va un pequeño resumen: nació en 1929 y murió en 1993 de manera accidental. Creció en un ambiente rico en cultura, con creencias ramíricas. A los 16 años de edad, renunció a estas creencias y abandonó su casa, encontrando posteriormente inspiración en los místicos oriental. Antes de ceder la palabra a Sushma Bahl, también añadió Rodríguez lo siguiente: ”Ramanujan fue el primero que estudió la tradición oral en la India, así como en interesarse en la historia del discurso narrativo desde el punto de vista de las mujeres. Llevó toda la tradición del sur de la India a las universidades, siendo pionero en la creación de estudios sobre creencias ramíricas”.

“Ramanujan fue el primero que estudió la tradición oral en la India, así como en interesarse en la historia del discurso narrativo desde el punto de vista de las mujeres. Llevó toda la tradición del sur de la India a las universidades, siendo pionero en la creación de estudios sobre creencias ramíricas”


Bahl procedió a realizar diversas cuestiones dirigidas hacia Rodríguez, como por ejemplo que fue aquello que le pareció más inspirador sobre la figura del folklorista, a lo que contestó: ”Ramanujan fue capaz de actuar como puente entre estructuralismo y postestructuralismo. Poseía la capacidad de conectar los textos clásicos con otras ideas a priori dispares como son las científicas mediante su poesía, así como sintetizar grandes ideas dificultosas, deconstruyendo las preguntas planteadas de una manera sencilla y concisa a la hora de leerlo”.

“Ramanujan fue capaz de actuar como puente entre estructuralismo y postestructuralismo. Poseía la capacidad de conectar los textos clásicos con otras ideas a priori dispares como son las científicas mediante su poesía, así como sintetizar grandes ideas dificultosas, deconstruyendo las preguntas planteadas de una manera sencilla y concisa a la hora de leerlo”


Presentación del libro
Ronda de preguntas por parte de Sushma K. Bahl. Fotografía: Borja de Diego

Rodríguez propuso terminar, por lo que se pasó a la ronda de preguntas del público. Entre las cuestiones planteadas, las que más abundaron fueron acerca del idioma en que el poeta escribía su obra original (escribiendo sobre todo en inglés y en kánada, lengua propia del sur de la India), y su influencia y reconocimiento tanto en su país de origen como en el exterior (siendo primero más conocido en EEUU que en la India, pero finalmente influyendo notablemente en grandes traductores, especialistas del folklore y universidades indias).

Rodríguez, para finalizar la presentación, quiso reseñar brevemente su libro: ”Mi libro estudia su poética , y sus valores dando voz a otros aspectos marginados de la narrativa india, como el punto de vista de la mujer y las tradiciones orales”.

“Mi libro estudia su poética , y sus valores dando voz a otros aspectos marginados de la narrativa india, como el punto de vista de la mujer y las tradiciones orales”


Para rematar, cogió un libro de poemas, y procedió a recitar un emotivo poema de Ramanujan, creando con su voz una mágica atmósfera de diversas emociones experimentadas por los asistentes en toda la sala, solo rota con los aplausos y elogios finales.