CRISTINA MARTÍN SÁNCHEZ  |  Fotografía: Ismael García  |

“Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo eje”, decía el fotógrafo francés Henri Cartier-Bresson. Tres partes del cuerpo humano, que están muy ligadas al periodismo. Hoy no se concibe una revista o un periódico sin fotografías. Y es que ya se sabe, a veces una imagen vale más que mil palabras.

Desde su inclusión en prensa, alrededor de 1880 y con el paso del tiempo, la fotografía ha ido tomando mayor relevancia. Tanto es así que, en los planes de estudio del Grado de Periodismo de la Universidad de Valladolid, la asignatura de Fotoperiodismo está incluida.

Ismael García Herrero es el encargado de impartir la materia a los alumnos de cuarto de Grado. Apasionado de la fotografía, desde temprana edad, su primer recuerdo relacionado con este mundo está muy ligado a su padre. “Mis inicios los recuerdo escribiendo una carta a los Reyes Magos pidiendo una máquina fotográfica”, aunque la que le llegó era de “juguete”, dice el profesor.

Ismael García fotografiando en uno de sus viajes. / Fotografía: Ismael García
Ismael García haciendo una instantánea. / Fotografía: Ismael García

Fotoperiodistas clásicos y actuales que han llenado revistas y periódicos con sus instantáneas. Cartier-Bresson, Robert Capa, Richard Avedon, Gerda Taro, Annie Leibovitz, Samuel Aranda o Sebastião Salgado son algunos referentes de García. Unos profesionales que muestran su lado humano o no, a través del objetivo de la cámara. Retratos íntimos, fotografía de moda o fotorreportajes de guerra en los que se eterniza la vida y la muerte.

De 1939 a 1980, los reportajes fotográficos lograron tener mayor importancia, hoy es muy difícil encontrar uno en las páginas de los medios impresos debido a los costes que suponen. Un hecho que García define como “paradójico”, por la popularidad de la fotografía en nuestros días.

El ritmo de vida actual y la cantidad de información que se proporciona hace más necesario el uso de imágenes. Así, como los ladillos separan el texto y ayudan a digerir y situarse. Para el comunicador, la imagen en una pieza periodística es un elemento fundamental. “Hay estudios que aseguran que somos capaces de procesar las imágenes 600 veces más rápido que los textos y que recordamos el 80% de lo que vemos frente al 20% de lo que leemos”, justifica.

Pero no todo vale, o por lo menos, no todo debería valer. Al igual que el texto, la imagen fotoperiodística tiene que respetar la ética, aportar rigor y reflejar la “realidad”, lo que su autor ha vivido. “En ocasiones son complicados de plasmar bajo la inmediatez que el hecho noticioso requiere. Pero sobre todo, y esto es algo que muchas veces se nos olvida, tiene que salir publicada”, admite el comunicador. Para él, La “validez informativa”, que toma la instantánea cuando muestra un hecho, circunstancia o persona, es el requisito indispensable para que una imagen acompañe a una pieza o sea la protagonista de esta.

En la actualidad, los portales web están tomando mayor relevancia, el papel cada vez se usa menos y las grandes cabeceras ya conocen la importancia de ocupar un sitio en la red. Además, el “nuevo” soporte permite mostrar galerías y actualizar las fotografías. Por ello, el tratamiento de la imagen debe ser “igual o incluso mejorar”, apunta el profesor.

Una visión de mejora para el futuro que el comunicador, como así se define Ismael García espera encontrar. Firme defensor de que las personas intenten trabajar en lo que les llene, procura aportar a través de su asignatura “un granito de arena”, que haga germinar el interés y la pasión por ese mundo que le fascina desde que era niño, el de la fotografía.

Compartir