PILAR FIDALGO CARBAJO  |  Fotografía: Sandra Soria |

Las bibliotecas de la Universidad de Valladolid reabren sus puertas para que los alumnos puedan preparar sus exámenes de enero. Durante las vacaciones de navidad permanecieron cerradas, desde el día 23 de diciembre al 6 de enero. El horario con el que reanudan la actividad es el mismo al de septiembre, de 8:00 a 20:45 horas. Asimismo, la Universidad advierte de que estos horario pueden modificarse durante los días festivos. Sin embargo, notifica que en estos casos lo anunciará los días anteriores.

Para ocupar las salas se seguirán con las normas marcadas a principio del curso. El aforo nunca podrá superar el 33% del habitual, priorizando el orden de llegada de cada alumno. Además, se mantendrá la distancia de seguridad de 1,5 metros entre los puestos señalizados como disponible para los alumnos. También es relevante recordar la necesidad de portar el carnet universitario de la UVa para poder acceder a sus bibliotecas.

Las medidas de seguridad frente al COVID-19 seguirán siendo las mismas que en septiembre. La más importante será respetar la distancia de seguridad marcada. No solo en los asientos señalizados, sino en todas las estancias de las bibliotecas. Por otro lado, el uso correcto de la mascarilla y del gel hidroalcohólico para higienizar las manos a la entrada del espacio. Habrá dispensadores cerca de la puerta para asegurar que los alumnos no tengan que utilizar el suyo propio.

Por otro lado, se recomienda a las personas que utilicen estos centros, que lleven ropa de abrigo. Debido a la pandemia, la UVa está obligada a ventilar las salas en las que haya aglomeración de estudiantes. Lo que es una medida positiva para frenar al virus no lo es tanto para mantener el calor en una estancia tan amplia como una sala de estudios.

También se ha vuelto a habilitar el préstamo de fondos bibliotecarios y material de apoyo. Los alumnos deberán pedírselo directamente al personal de la respectiva biblioteca en caso de utilizarlos en la propia sala de estudio. Si la persona desea sacarlos del recinto, deberá enviar una solicitud. El servicio de bibliotecas enviará un correo al solicitante cuando el ejemplar esté disponible para su recogida.