ANTONIO RUBIO MARTÍNEZ  |  Fotografía: Pixabay  |

La Educación es un Derecho Fundamental. Esto significa que todos los seres humanos tienen permitido acceder a una educación y lograr una vida social plena. Esta nos permite aprender y transmitir esos conocimientos a los demás. Se podría decir que consigue perpetuar los valores de una sociedad. El Gobierno ha decidido apostar por la educación y bajar la nota mínima necesaria de un 6,5 a un 5 para acceder a las becas completas del Ministerio de Educación para el primer curso.

El ministro Manuel Castells opta por ‘democratizar el derecho a la educación superior y aumentar el número de estudiantes que acceden a las universidades’. El Estado también ha bajado el porcentaje mínimo de créditos y la nota media exigidos para obtener una beca completa en el segundo curso y superiores de los grados universitarios. Estos requisitos son diferentes dependiendo de la rama que se estudie.

Para ello, se ha incrementado en un 22% el presupuesto para las becas. Es decir, un aumento de 386 millones de euros, la mayor subida de la década. Sin embargo, no solo aumenta el número de beneficiarios, sino también la cantidad que recibirán.

El anterior Gobierno impulsó la LOMCE, que permitió a miles de estudiantes acceder a grados universitarios aunque no pudiesen pagarlos. Pero, a pesar de las ayudas, muchos no obtuvieron la nota mínima y no pudieron acceder. Por este aspecto, estas ayudas fueron blanco de la crítica social, aunque se consiguió elevar el rendimiento académico de los alumnos.

En el año 2013, con el Partido Popular en el gobierno, el ministro de Educación José Ignacio Wert impulsó la LOMCE, Ley Wert o Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa. Esta permitía a los estudiantes optar a becas de estudio que se entregaban en función de la situación económica del estudiante. Otros criterios eran la nota de bachillerato y de la selectividad.

La LOMCE permitía el acceso a una matrícula gratuita a los estudiantes que tuviesen una nota de 5,5 o superior. Más tarde, esta nota de corte se reduciría a un 5. Se podía optar a una beca completa en el primer curso del grado si se superaba el 6,5. Esto implicaba, por ejemplo, la cobertura por traslado o por transporte.

Compartir