DIEGO CASTRO GONZÁLEZ  |  Fotografías: Enrique Ibáñez Huerta y Torneo de Periodismo  |

Nueva jornada del Torneo de Periodismo en la que que se enfrentaban en la pista de La Gasolinera dos claros candidatos a llevarse el torneo: Eibartolo FCBayern de los Caídos, con victoria para los visitantes, uno de los equipos de novatos de la mañana y el líder actualmente de la liguilla. En cambio, para su rival ya es su segundo año en la competición y se sitúa tercero. Ambos están en puestos de playoffs.

Para el Eibartolo era el primer encuentro de la segunda vuelta, y para el Bayern, el segundo después de empatar en un partidazo frente a sus compañeros del Spartak de Vermú en el derbi de novatos el pasado martes (5-5).

El choque comenzaba, como era de esperar, muy igualado y con un gran tanteo por parte de ambos. Ninguno quería cometer errores. La primera ocasión llegaba de las botas de Pastore, una de las estrellas eibartolistas, pero se marchaba fuera. A esta ocasión respondió Kun, uno de los máximos anotadores del torneo, por parte del Bayern con un disparo lejano.

Minutos después llegaba la primera alegría para la parroquia del Eibartolo, con un gol de Guille tras un gran pase filtrado de Pastore. Los veteranos se ponían por delante y ahora tocaba aguantar. La reacción del Bayern fue inmediata, acosando la portería del gallego Óskar con varias ocasiones. Pero la defensa eibartolista estaba muy atenta, con Liébana como gran baluarte defensivo, cortando cada balón que pasaba.

Además el portero local, que sustituía al titular Cuco, se veía totalmente enchufado. Paraba balones imposibles y achicaba muy bien espacios abajo. El Bayern no encontraba la solución. Seguía el dominio de los visitantes, que querían defender su liderato a base de buen juego y movimiento de balón. Algo que no le quería permitir el Eibartolo, con una defensa mejor que cualquier catenaccio italiano.

Kun tiraba al palo y el conjunto novato empezaba a desesperarse, hasta que en la siguiente jugada, Nacho, el 10 del Bayern, ponía las tablas en el marcador tras una buena jugada colectiva. Y así finalizaba la primera parte, con empate en el luminoso y grandes expectativas para un final de encuentro que se preveía totalmente frenético.

torneo-periodismo
Los jugadores del Eibartolo celebran uno de los tantos marcados, ante la tristeza del Bayern.

En la segunda mitad, y con pleno sol en la pista, casi sin apenas tener tiempo de sentarse en sus asientos después de ir a comprar todo tipo de alimentos al quiosco de al lado, llegaba el segundo de los veteranos, que tenía como autor al gran Pisano.

Sin embargo, este gol no causó en el Bayern el mismo efecto que el primero, sino todo lo contrario. Las ocasiones empezaron a sucederse por parte de los eibartolistas, sin encontrar ese tanto que pudiera darles una pequeña tranquilidad en el marcador. A los novatos los salvó, en menos de dos minutos, unas seis veces su propio portero, Íñigo Ceniceros, con increíbles paradas, y que más tarde sería todavía más importante por una acción que le convertiría en el hombre del partido. Pero el conjunto visitante lo seguía intentando, y en esta ocasión era Nacho Mata quién veía el gol claro con la salida del portero hasta que el Nacho del otro equipo, raudo y veloz, se anticipó para cortar de manera increíble.

Antes, Xhan se topaba con el palo después de un gran disparo de puntera. No era el día del Bayern de cara a puerta. O al menos eso parecía, ya que minutos más tarde, Kun, capitán de los novatos, batía a un inmensurable Óskar con un gran zapatazo desde muy lejos. Volvían las tablas al marcador. Choque intenso y apasionante el que se estaba viviendo, no apto para cardíacos.

Llegaban los minutos finales del encuentro y se iba a producir la que se considera una de las acciones del torneo. Contra del Eibartolo a la que sale Ceniceros, guardameta del Bayern, a despejar con una fuerza y dirección increíble, y el balón rebota en Pastore y se cuela de manera directa en su propia portería, que pilla a Óskar a contrapié y pone el 2-3 en el partido a favor de los visitantes.

Tras esta jugada y la más que justificable euforia del Bayern, los del Eibartolo se lo dejaron todo para empatar y sacaron incluso portero-jugador para ganar superioridad en los últimos segundos. Sin embargo, esto surtió el efecto contrario, y tras un robo, Rodri, desde su campo, con la portería vacía, metía el 2-4 y ponía fin a un gran choque. Sin ningún tipo de duda, se ha visto a dos conjuntos que este año lucharán por llevarse el campeonato.

Compartir