ANTONIO RUBIO MARTÍNEZ  |  Fotografía: Pixabay  |

Todos tenemos ese bar al que vamos siempre, el lugar de reunión dónde hemos pasado largas tardes y noches. En ese bar sueles olvidar que quién está detrás de la barra, el camarero, ya te conoce más que muchas personas de tu entorno. Ahí has tratado asuntos de importancia dignos de un Consejo de Ministros. Y también te has reído de pequeñeces, sobre las que parece que habéis apostado algo a ver quién dice la más disparatada. Ideas alocadas de las que suelen surgir los planes más brillantes.

En España tenemos esta cultura tan peculiar. Nos gusta reunirnos en bares y pasar largos ratos, ya sea para desconectar, olvidar, celebrar o simplemente hacer tiempo. Los bares nos han dado muchos de los momentos que nos han marcado la vida. Siempre han estado disponibles para nosotros.

Pero en estos momentos de confinamiento por el coronavirus, lo más responsable es quedarse en casa y salir lo menos posible. Por ello, los bares, al igual que muchos otros comercios, se han visto obligados a cerrar sus puertas y cesar su actividad. Estos días en los que no trabajan, son  también días que no cobran. Esto conlleva una gran cantidad de pérdidas para sus negocios que harán que les cueste volver a la normalidad.

Por suerte, hay gente que ha intentado buscar una solución a este problema. Bajo el lema ‘arrima el hombro ahora, empina el codo después’, ha nacido adoptaunbar.com. Una plataforma que busca hacer más llevadera la puesta en marcha de los bares cuando la cuarentena llegue a su fin. Esto lo han ideado un grupo de personas provenientes de todos los campos y ámbitos empresariales y, por supuesto, amantes de los bares.

La mecánica de este proyecto es sencilla. El objetivo es comprar rondas por adelantado. Desde la página adoptaunbar.com, buscas un bar. Si este bar está registrado, te aparecerá con productos que haya puesto a la venta. Después, solo tienes que seleccionar el producto que quieres y pagarlo. Cuando el bar abra de nuevo, ya tendrás el producto pagado y solo tendrás que canjearlo.

Si tienes un negocio propio, también puedes apuntarte a esta iniciativa. Basta con registrar el bar a través de la propia página web de la organización. Al entrar, el usuario accede a un registro dónde debe poner sus datos personales y los de su lugar de empleo. Finalmente, solo tendría que añadir los productos que el bar ponga a la venta para que la gente pueda comprarlos.

Esta iniciativa todavía se encuentra en su versión beta. Sin embargo, es una idea que ayudará a que los bares puedan ponerse en funcionamiento lo más rápido posible. Un apoyo en estos días difíciles a un sector sobre el que gira la vida social de todo un país.

Compartir