NOELIA COLLANTES APARICIO  |  Fotografía: Carteles de los cortometrajes  |

El Festival de Cine Documental y Derechos Humanos ha celebrado el día 19 de noviembre la jornada de ´Derechos LGTBI‘ con la proyección de cuatro cortometrajes que tratan la vulneración de los derechos humanos, una perspectiva global de los derechos, con el objetivo de promover los derechos sexuales y productivos.

“La Pureza”, es un documental que cuenta lo que realmente descubrimos día a día con  los sueños de cinco niños. Con gran intimidad, nos acercamos poco a poco a entender mejor quiénes son, lo que les define como personas y qué puede suponer el cambio más importante en sus vidas. También, se quiere destacar la idea de que los niños y niñas que salen en este corto no tienen ninguna diferencia con otros tipos de niños y niñas. Es más, solo nos percatamos de que son menores transexuales, puesto que ellos mismos lo verbalizan, con lo cual es interesante ver ese proceso. De hecho, hablan de sus sueños como una realidad normalizada.

El segundo corto,”Silencio” dirigido por Paco Sepúlveda, cuenta el silencio de mayores trans, este caso, una persona mayor que ni siquiera ha tenido la posibilidad o capacidad de expresar el sexo sentido, con lo cual hay una diferencia abismal si lo comparamos con los menores,  porque los mayores, concretamente este hombre  que se siente como sexo sentido mujer, pues conlleva una carga muy fuerte emocional, ya que no ha podido expresar durante toda su vida lo que realmente siente.

A veces, el silencio es la peor mentira (Unamuno)

No place like home“, cuenta la historia de un chico que, tras vivir en plena libertad su sexualidad en Madrid, se ve obligado a volver a su país de Europa del Este por la enfermedad de su madre. Sin embargo, pronto se da cuenta de cuál ha sido el verdadero motivo de su regreso. Un viaje estremecedor que narra la discriminación que sufre el colectivo LGTBI en muchos lugares del mundo. Este corto nos ayuda a meter una perspectiva más global, porque los derechos sexuales al no estar entre los derechos humanos, pues lógicamente debemos de tener siempre esa perspectiva global de los derechos, y si a eso le añadimos que a veces nos olvidamos de que hay países en los que la legislación no los persigue, pues hay gente que si que lo hace con total inmunidad por no ser como el resto.

El último documental, “Calimity”, también observamos que hay una mujer transexual, pero resulta que la mujer transexual es la que está mas empoderada en el corto, y realmente la personas que tienen dificultades para integrarse es la familia, ya que salvo su pareja, los demás no son capaces de verbalizar lo que está sucediendo, ni cómo relacionarse con ella.

Con el apoyo del Área de Cooperación Internacional para el desarrollo de la UVa, se han proyectado estos cortos seleccionados del Artículo 31 Film Fest, festival de cine documental sobre derechos humanos, organizado por Médicos del Mundo, que tiene como objetivo visibilizar y denunciar estas vulneraciones de derechos.

Compartir