Ana Rodríguez: “Todo está cambiando, pero yo creo que los medios de comunicación tradicionales seguirán estando”

0
392
ESTHER OLIVARES PÉREZ  |   Fotografía: Ana Rodríguez  |

Ana Rodríguez es una periodista castellano leonesa que lleva trabajando en Europa Press desde hace 22 años como delegada de la agencia en Castilla y León. Antes de llegar a Europa Press estuvo trabajando en otros medios como la edición del ABC de Castilla y León y en la Agencia EFE.

¿Cuál es la diferencia básica entre trabajar en una agencia de noticias y en otro tipo de medio de comunicación?

En una agencia de noticias somos proveedores de contenidos, proveedores de noticias. Con esto se podría decir que nuestra principal diferencia es que debemos dar cobertura a todo lo que ocurre, ya sea en Valladolid o Castilla y León. Debemos llegar donde el resto de los medios de comunicación no llegan. Nosotros tenemos que intentar cubrir absolutamente todo lo que pasa.

¿Trabajan más en Castilla y León o en el ámbito nacional?

Europa Press es una agencia privada nacional, va a hacer 62 años y es la agencia de noticias privada más importante de este país. Tenemos delegaciones en las 17 comunidades autónomas. En Castilla y León la sede está aquí, en Valladolid, pero tenemos una serie de corresponsales en todas las capitales de provincia y también tenemos fotógrafos profesionales que colaboran con Europa Press. Somos una agencia de noticias nacional que luego bajamos a lo regional y a lo local.

A parte de trabajar en Europa Press ¿Ha trabajado en algún otro medio de comunicación?

Estuve trabajando en la edición de Castilla y León del ABC y luego en la Agencia EFE. El resto de mi vida llevo 22 años en Europa Press.

¿Ha encontrado alguna diferencia entre la agencia EFE y Europa Press?

Bueno, al final una agencia, se llame como se llame, tiene una filosofía de empresa parecida. Lo que pasa es que nosotros apostamos mucho por la información local porque al final la información cercana es la que más le llega al ciudadano. También apostamos mucho por las redes sociales, por ser una agencia más audiovisual. Cuando yo trabajé en la agencia EFE, no tenía nada que ver con lo de ahora ya que fue hace 22 años. Aquí somos muy dinámicos, aquí empezamos a hacer las noticias como churros, intentamos cuidar las cosas y, bueno, siempre la norma de estilo de cualquier agencia de noticias es la objetividad. Nosotros ni opinamos ni valoramos, contamos lo que pasa y como pasa, sin entrar a valorar.

¿Cómo llevan el tema audiovisual?

Nos hemos tenido que reciclar. Europa Press es una agencia pura y dura de teletipo de texto, de información. Entonces, hace unos años tuvimos que dar un paso más. Se nos dio una cámara de fotos a cada redactor y se nos enseñó un poco. Tuvimos una clase de cómo manejar la cámara de fotos. No podemos competir con un fotógrafo profesional, pero bueno.

Todo esto más que nada porque los textos que nosotros subimos a las redes siempre van mejor ilustrados, entonces estamos intentando dar un paso más. También vamos a empezar a hacer vídeos para moverlos en las redes sociales, porque al final nos tenemos que adaptar a los tiempos y ahora mismo desgraciadamente casi todo el mundo se informa, y a veces malinforma, a través de las redes sociales. No podemos perder el tren de las redes, pero tampoco podemos perder la perspectiva de que nosotros tenemos que contar las informaciones como pasan y siempre con fuentes. Jamás habrá una información de Europa Press sin fuentes.

Respecto al tema de fotógrafos profesionales, ¿no cree que sería más fácil contar con profesionales de cada rama?

Sería lo perfecto, nosotros ahora hemos empezado a tener fotógrafos profesionales. Hasta ahora éramos nosotros y seguimos nosotros, pero ya contamos con una red de fotógrafos profesionales en cada una de las provincias.

Sin embargo, en el tema de los vídeos está comprobado que cualquiera puede hacer uno, aunque, a pesar de ello, tenemos una compañera que está especializada en ese tema. Ella hace los vídeos más elaborados, los reportajes más trabajados, y los demás, aunque no hemos empezado todavía, es algo que vamos a poner en marcha ahora. Nuestra idea es hacer vídeos muy cortos, de 30 o 40 segundos para poder subir y publicar en redes rápidamente porque tenemos que estar ahí.

Lo bueno sería que todos recibiéramos formación de cómo hacer esos vídeos igual que recibí la formación en fotografía.

Y desde su punto de vista, ¿cómo cree que está el periodismo actualmente?

Esta es la pregunta del millón. Yo creo que el periodismo nunca va a morir, no sé cuál será el futuro del periodismo, nadie lo sabe, pero sí que está claro que el papel está cayendo a marchas forzadas. Aun así, yo creo que el periodismo de calidad no va a desaparecer. No sé si será un periodismo en redes, un periodismo pagado en redes, no sé si el papel se recuperará en algún momento, peor no creo que el periodismo vaya a desaparecer.

Es verdad que con la crisis del 2008 hemos sido de los más afectados, y ya no solo los medios de comunicación, sino que las grandes empresas de los medios de comunicación han sido los primeros que han salido por la puerta cuando había que hacer ajustes.

Se han perdido profesionales que se dedicaban a comunicar y trasmitir lo que esas empresas querían vender o comunicar. Todos los medios de comunicación han visto sus redacciones mermadas. La suerte es que en Europa Press éramos ocho y seguimos siendo ocho, lo cual para mí es motivo de alegría porque somos una pequeña gran familia y perder a un compañero hubiera dolido.

Pero la situación es complicada, yo estoy en la profesión desde hace muchos años, y cuando estaba en la Universidad me compraba el periódico. Luego iba a la biblioteca y me veía otro periódico, por eso creo que en la carrera hay que incentivar que los estudiantes leáis periódicos, que no solamente os quedéis en las portadas que veis en internet, en Twitter, porque hay que saber quiénes son las fuentes y hay que buscar las fuentes auténticas y no dejarte guiar por las Fakenews, por los bulos, que eso a la carrera periodística no le hace ningún favor.

¿Ve factible que la ciudadanía llegue en algún momento a pagar por información en redes?

Cuando nació el tema de los periódicos digitales, EL País ya hizo un intento, y eso es verdad que provocó que cayera en picado. No sé si es la solución, está claro que es complicado porque la gente ya paga por tener internet.

Todo está cambiando, pero yo creo que los medios de comunicación tradicionales seguirán estando.

¿Cómo ve a Twitter como medio de comunicación en la ciudadanía?

Me parece un error que políticos o responsables de entidades utilicen Twitter porque al final es una caja donde cabe todo. Hay que tener mucho cuidado con Twitter, creo que hay que saber quién es la fuente.

Evidentemente ya nadie puede estar al margen, ni siquiera los medios de comunicación, tenemos que tener Twitter abierto las 24 horas del día porque los políticos, las instituciones, las entidades, la propia policía, bomberos, etc. comunican a través de ello. Se ha convertido en una fuente más, pero bueno, yo preferiría que se siguiera creando un producto tradicional. Los tiempos cambian y no podemos abstraernos de Twitter, es que es imposible, todos nos levantamos y abrimos Twitter para ver que ha pasado.

Como defensores del periodismo local, ¿qué diferencia clave ven entre el periodismo local y el periodismo nacional?

El periodismo local tiene mucho contenido. La información local es lo que finalmente les llega a los ciudadanos, es lo más cercano a ellos. Evidentemente no te puedes abstraer de la información nacional, ni siquiera de la regional, pero yo creo que lo que realmente le interesa al ciudadano es la información local, y ya no te digo si le van a subir los impuestos o si le van a arreglar su calle, sino, por ejemplo, la programación de navidad. Al final ese tipo de informaciones es lo que va buscando la gente, porque tú, por ejemplo, vas a una ciudad y quieres saber un poco qué puedo encontrar o qué puedo hacer, al margen de lo que luego genera las propias instituciones locales. De hecho, los periódicos locales están aguantando un poco mejor y no hay que menospreciarla jamás. No es más importante la información nacional que la local.

Ya para terminar, y con el tema de los casos de violencia de género en aumento, ¿Cómo ve que se está tratando el tema de la violencia de género en los medios de comunicación?

Es muy complicado. Tenemos que intentar informar con rigor, con fuentes y contar siempre la verdad. Es complicado porque estamos hablando de un tema que ahora mismo a cualquiera le remueve el corazón y, sobre todo, a las chicas. Vamos a la calle con miedo, y no hay nadie ahora mismo que no tenga miedo. Yo misma tengo 44 años, salgo a cenar y vuelvo a mi casa con miedo.  Se está informando de la mejor manera posible. Habrá medios de comunicación que a lo mejor busquen más el lado sensacionalista, pero tenemos que informar con rigor y contando los hechos. La gente quiere saber, pero hay que evitar los temas sensacionalistas, temas morbosos. Hay que poner los nombres y apellidos, hay que hablar con claridad. Nosotros siempre contamos las cosas con rigurosidad, con criterio y con fuentes.

Por ejemplo, aquí la Junta hizo un seminario para informar sobre cómo tratar estos temas, para evitar recurrir a recursos fáciles de vecinos que opinan y que no te aportan nada. Yo entiendo que las televisiones necesitan imágenes, pero siempre evitando caer en el sensacionalismo y tratando estos temas con muchísimo cuidado y respeto ya que estamos hablando de una persona y una familia, y eso hay que tenerlo siempre presente.

Compartir