“No se conformen”. Conversamos con Álex Grijelmo

0
921

IRENE PINTOS PINDADO

Fotografías: Alba Camazón

Sus credenciales

Para cualquier estudiante de periodismo, Álex Grijelmo (Burgos, 1956) es el autor de ‘El Estilo del Periodista’. Pero, además, ha firmado otras 8 obras, es columnista de El País y colabora en el programa No es un día cualquiera, de Radio Nacional de España. 

Su carrera comenzó con 16 años en ‘La Voz de Castilla’. Desde entonces, ha sido redactor jefe de ‘El País’ y el responsable de su ‘Libro de Estilo’, director editorial de proyectos de prensa del Grupo Prisa, presidente de la Agencia EFE, profesor en la Escuela de Periodismo Universidad Autónoma de Madrid–El País y en la Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano -que creó y presidió Gabriel García Márquez-  e, incluso, impulsor de otra: la Fundación del Español Urgente -más conocida como Fundéu-. Asimismo, en el año 1998, se convirtió en el ganador del III Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes.

Se tituló en el Programa de Alta Dirección de Empresas –PADE- por el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa y obtuvo el Grado Honorario en Administración y Dirección de Empresas por la ESERP Business School. Además, es licenciado en Ciencias de la Información y titulado del Máster Oficial en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid. En el año 2012, defendió su tesis doctoral sobre el valor del silencio, ‘El sentido del silencio en la información’. 

Sus raíces

Lleva más de 40 años en el mundo del periodismo, dedicado tanto al ejercicio de la profesión como a su estudio. Gracias a ello, Álex Grijelmo fue el elegido para impartir el día 24 de septiembre la ponencia inaugural del XIV Congreso de Historiadores de la Comunicación, celebrada en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Valladolid.

Esa mañana, Grijelmo se sentó con InformaUVa en las butacas del Salón de Actos Lope de Rueda, donde nos contó el honor que supone que pensaran en él para abrir este Congreso, dedicado a analizar el amarillismo y el sensacionalismo en los medios de comunicación. También es una alegría, ya que tiene mucha relación con la ciudad: “Mi padre era de Valladolid y tengo familia aquí, aunque yo soy de Burgos. Siempre es una alegría venir a Valladolid y además en un entorno de debate de ideas sobre Periodismo y sobre ética del periodismo… pues es que reúne todo lo que a mí me gusta, ¿no?

El sensacionalismo del silencio

La ponencia que impartió, titulada ‘El sensacionalismo del silencio’, guarda una estrecha relación con su libro ‘La información del silencio. Cómo se miente contando hechos verdaderos’ (Taurus, 2012), un ensayo basado en su casi homónima tesis doctoral ‘El sentido del silencio en la información’ (2012).

Álex Grijelmo explica este concepto -el sensacionalismo del silencio- como “un truco que consiste en que el lector deduzca de la información un conjunto de hechos que no están en la información” y que “consiste en mostrar una parte de la realidad ocultando otra, lo cual deforma la realidad porque se omiten datos relevantes”.

Primero especializado en la palabra y después en el silencio, considera que este último puede ser más pernicioso: “La palabra forma parte de lo que es, de lo que está, de lo que se percibe, de lo que se ve y, por tanto, se puede evaluar, juzgar, medir… Sin embargo, el silencio es más etéreo y, por tanto, más peligroso”. Explica que escribió ‘La información del silencio’ porque le preocupa que cada vez se de con más frecuencia esa ‘trampa’, sobre todo cuando el periodista es consciente de lo que hace.

Aunque cambien las herramientas y los soportes, el periodismo no debe cambiar

Este castellano y leonés cree que “el futuro del periodismo –incluso como modelo de negocio- está en el mantenimiento de los valores de la profesión; en el periodismo ético, responsable, que transmite información verificada con ánimo de neutralidad en la información misma y que separa la información de la opinión”. Afirma que, “al final, la gente se fiará de quien mantenga unos principios éticos” -y añade: “creo yo”-. 

Su idea de periodismo consiste en “obtener información, verificarla, contrastarla y luego decidir si, una vez que tenemos todo eso, se publica o no”. Explica que, cuando hay una polémica, a pesar de que estén todas las opiniones presentes, “en ocasiones, una persona sostiene una cosa y la otra la contraria; por lo que, a efectos informativos, llegas a la conclusión de que no tienes demostrado quién de los dos tiene razón y, por tanto, una de las opciones puede ser no publicar la información”. 

Asimismo, en caso de decidir publicarla, recuerda, es necesario jerarquizarla y envolverla en un contexto. “Todo eso es el periodismo. A veces se cree que el periodismo es obtener información y difundirla. Eso es una parte del periodismo pero no es todo el proceso periodístico, que incluye también factores éticos como la decisión de si es publicable o no y la decisión de cómo debo jerarquizarla: si es importante o no es importante”. 

De no ser así, “si nos quedamos en alguno de los pasos por rapidez, por dejadez, por lo que sea… no lo llamemos periodismo”, afirma tajante.

El futuro: periodistas inconformistas

Por último, este veterano nos trasladó un consejo para los jóvenes periodistas: que no se conformen. “Hay mucha gente que obtiene una información y se conforma con lo que ha obtenido. No te conformes con un dato, busca otro; no te conformes con una fuente, busca dos; no te conformes con una visión de la realidad, encuentra otras perspectivas; no te conformes con el primer titular que has puesto, piensa si habrá otro mejor; no te conformes, no te conformes, no te conformes…”.

Silencio

Con respecto a sus futuros proyectos, Álex Grijelmo se muestra reservado. Asegura que siempre está escribiendo, pero que prefiere dar cuenta de sus trabajos cuando ya están terminados. Sonríe. “Si no, da mala suerte”, añade. Y se ríe.

Compartir