MARÍA GUERRA VALCÁRCEL  |  Fotografía y vídeo: María Guerra  |

La asignatura de prácticas en empresa es, quizás, una de las más importantes en cualquier carrera. Durante unos meses, el estudiante, como el propio nombre indica, pone en ‘práctica’ todo lo que ha ido aprendiendo a lo largo de los años en su grado. Pero hay muchas formas de hacerlas. Alberto de Pedro, estudiante de cuarto curso del Grado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, decidió hacer unas prácticas extracurriculares en el extranjero, en Saint Medrad, un municipio cerca de Burdeos, Francia. De Pedro nos cuenta cómo fue su experiencia y los pasos que tuvo que seguir para poder realizar sus prácticas en otro país.

Pregunta: ¿Cómo se te ocurrió la idea de irte a hacer prácticas a otro país?

Respuesta: Yo ya había hecho prácticas aquí en España y en verano normalmente me aburro un poco, entonces, como tengo familiares en Francia, pues me propusieron ir con ellos este verano y buscar algún trabajo en alguna empresa de la zona.

P: ¿Por qué escogiste Francia?

R: Bueno, como he dicho antes tengo allí familia y me era muy cómodo porque podía quedarme en su casa. Además el francés es uno de los idiomas que mejor manejo y bueno, podría decirse que me es mucho más sencillo hablar en francés que en otro idioma y si uno va a trabajar, que eso ya en principio es un reto, pues esto hace que no se sumen más al trabajo, el idioma, la vivienda… Así que bueno, se juntaron una serie de condiciones que me parecieron bastante aceptables.

P: ¿Cuál era tu trabajo allí?

R: Yo trabajaba en Saint Medard. Es un municipio al lado de Burdeos que depende también de esta ciudad y que se encuentra en Burdeos Metropol, un territorio compuesto por la ciudad y una serie de municipios alrededor. Este era el más grande de allí, una especie de pueblo que tenía 35.000 habitantes. Yo trabajaba en el gabinete de comunicación del ayuntamiento, era el personal de gabinete. Fue bastante entretenido porque nos encargábamos de los proyectos de allí, como por ejemplo llevar el tranvía a un sitio determinado, la campaña electoral del alcalde, proyectos locales, concursos, bodas… de todo. Todo lo que se puede hacer en un pueblo, porque al ser un ayuntamiento pequeño pues digamos que era muy cercano y hacíamos de todo.

P: ¿Cuál fue el procedimiento que seguiste para apuntarte a estas prácticas?

R: Lo primero es ir a consultar a la Casa del Estudiante y ahí al Departamento Internacional. Hay dos formas de acceder a las prácticas: la primera si conoces la empresa a la que vas a ir, directamente se manda la solicitud y te lo preparan allí; y sino, tienes que buscar la empresa, pero eso no puedo contaros cómo funciona porque no lo sé, yo iba con empresa preparada.

P: ¿Crees que los idiomas son importantes para los periodistas?

 

P: ¿Qué idiomas estudias y qué nivel tienes?

R: Estudio inglés, francés, alemán y desde este año me he puesto con el ruso por hacer algo más. De inglés y de francés tengo un C1, que digamos que es ya “competencias fluidas”. En alemán un B2, que sería un nivel intermedio tirando a alto que permite mantener conversaciones, desenvolverse…, aunque no sería una competencia completa; en alemán no sé si me vería capaz de trabajar. Y bueno, en el ruso en realidad tengo muy poquita competencia porque he empezado este año, pero como tengo intención de irme a Moscú dentro de dos años a hacer unos estudios y este verano también me voy a allí, pues me parecía interesante porque, aunque todo lo que vaya a hacer en realidad es en inglés, quería estudiar algo de ruso por sobrevivir allí en el mundo local.

P: ¿Los estudias por gusto o como futuro profesional?

R: Digamos que por los dos motivos. Porque a mí los idiomas sí que me gustan, me parecen una actividad muy entretenida e interesante, y también por futuro profesional, sí, evidentemente, porque bueno, aunque me gustan, si no los necesitara de una forma un poco urgente para los próximos años, pues no me pondría a estudiar cuatro idiomas extranjeros que me tienen todo el día ocupado.

P: ¿Recomiendas esta experiencia a los alumnos de la Universidad de Valladolid?

P: ¿Repetirías la experiencia?

R: Sí, por supuesto. No la repetiría en el mismo sitio, no por nada, estuve allí bien, pero por no repetir básicamente. Pero sí que me gustaría hacer otra práctica Erasmus en algún sitio de Europa.

Durante dos meses, De Pedro se embarcó en unas prácticas en otro país, con otro idioma y lejos de su casa. Pero para él fue una grata experiencia que repetiría sin lugar a dudas y, aunque se la recomienda a todo el mundo, quiere dejar claro que trabajar en una lengua que no es la natal, siempre tiene un factor riesgo que hay que dominar perfectamente para desarrollar adecuadamente el empleo. Así que si tienes un buen nivel de un idioma, hacer las prácticas en otro país puede ser arriesgado pero también una gran experiencia y un buen apartado en tu currículum.

Compartir