Acordeón-jazz en ‘Un concierto al mes’

0
661

PATRICIA LUCEÑO MARTÍNEZ

Fotografía de portada: Pixabay  |  Fotografía integrada en el texto: Centro Buendía

Noviembre nos trae una nueva entrega de ‘Un concierto al mes’, una iniciativa de la que ya nos hacíamos eco con los primeros compases de octubre. Y es que el próximo 19 de noviembre continúan las XIII Jornadas del Acordeón “Ciudad de Valladolid”, de la mano, esta vez, de Arrigo Tomasi.

La fusión acordeón-jazz del italiano tendrá lugar a las 20 horas en en el Paraninfo de la Universidad de Valladolid. Las entradas, que tienen un importe de un euro, podrán adquirirse en el mismo lugar del concierto desde una hora antes de su inicio (19:00).

Este evento está organizado por la Universidad de Valladolid, el  Centro Buendía, la Asociación Musical de Acordeonistas de Valladolid y Santander Universidades. Puede encontrarse más información en la página web del Centro Buendía.

Arrigo Tomasi

Nacido el 12 de diciembre de 1954 en Taglio di Po (Veneto, Italia), Tomasi comenzó sus estudios musicales a los 7 años de la mano de  Gaspare Passarella. A los 23, cambia el acordeón por el piano para, un año más tarde, continuar su camino de manera autodidacta.

Es en 1974 cuando emprende en Turín su carrera como músico profesional. En 1975, supera el examen de compositor para ingresar en la Società Italiana Autori Editori (SIAE).

Entre 1981 y 1993, trabaja como pianista, compositor y arreglista ‘freelance’. A finales de la década de los 80, además, arranca su etapa de editor musical. El paso del tiempo orientó sus pasos hacia el ‘folk’ y, desde hace un par de años, también hacia el jazz.

A lo largo de su carrera, ha participado en actos sociales, galas, convenciones, cruceros y clubs. Asimismo, ha actuado para la Rai (Radio Televisione Italiana) en grabaciones y programas de radio y televisión. También ha trabajado como compositor para espectáculos teatrales, programas de radio y televisión, bandas sonoras para producciones audiovisuales del Ministerio de Interior italiano, así como para la Editorial Salesiana Elledici.

Compartir