YOLANDA FERNÁNDEZ BLANCO  |  Fotografía: Unsplash  |  Imágenes: SIGMA y UVa  |

El alumno puede comenzar las prácticas cuando haya obtenido la mitad de créditos de la carrera, es decir, a partir del segundo curso. El máximo de horas de prácticas es de 900 en un mismo curso y en una misma empresa durante todo un curso. Se puede acceder a la oferta de prácticas en “Prácticas en Empresa” dentro de SIGMA. Sin embargo, es recomendable entrar a SIGMA en el apartado “Empresa e Instituciones” y luego en “Prácticas”, ya que anuncia becas para realizar prácticas, así como prácticas remuneradas. Se actualizan cada viernes, desde el 1 de septiembre hasta el 30 de junio y tienen una vigencia de cinco días. Virginia Martín es la coordinadora de las prácticas del Grado en Periodismo. Se puede contactar con ella por medio del correo electrónico virginia.martin@uva.es.

Tanto en las prácticas curriculares como en las extracurriculares, el alumno cuenta con el derecho a la compatibilidad con el horario del Grado. Por ejemplo, se puede solicitar una semana libre para prepararse para un examen. No se puede estar en dos procesos de selección a la vez. Cada alumno contará con dos tutores: el de la empresa y el académico (de la UVa). El tutor de la empresa se encarga de evaluar su trabajo diario. El tutor académico supervisa la actividad del alumno. Se debe cumplir la normativa para aprobar, la cual dicta como requisito básico que el alumno inicie el contacto con el tutor académico vía correo electrónico en cuanto se le asigne, así como mantenerlo hasta el final de las prácticas. En el primer correo hay que ponerle al corriente de que es su tutor y qué empresa le ha seleccionado. Al terminar las prácticas, se debe entregar una memoria en SIGMA y rellenar un formulario, los cuales corregirá el tutor académico. Es aconsejable que se insista al tutor de la empresa para que suba el informe con la nota cuanto antes. Si se retrasa, en caso de que el alumno esté cursando cuarto curso, puede vencer el plazo para hacer el Trabajo de Fin de Grado si está matriculado en él. Los alumnos pueden solicitar el Suplemento Europeo al Título, un documento que registra todas las “actividades extra” hechas durante la vida académica (deportes, voluntariado, etc.). El alumno puede rechazar una práctica en la que ya está seleccionado al enviar un correo electrónico a servicio.prácticas@uva.es, donde solicite la desestimación con la respectiva justificación.

Las prácticas curriculares son aquellas que cuentan como una asignatura obligatoria de 12 créditos. Para realizarlas hay que matricularse en la asignatura “Prácticas Externas”, aconsejablemente una vez se hayan solicitado previamente por SIGMA. El alumno debe trabajar durante 300 horas en un horario ininterrumpido, es decir, sin abandonarlas para reincorporarse un tiempo después. Es necesario aprobarlas para realizar el Trabajo Fin de Grado. Además, es de gran importancia hacerlas antes de pagar la obtención del título en cuarto curso, ya que una vez se ha apoquinado se pueden hacer.

Las prácticas extracurriculares se diferencia de las curriculares en el número de horas: mínimo de 300 y máximo de 750. Si el alumno sufre cualquier tipo de trato vejatorio debe comunicárselo a su tutor académico. Todas las prácticas se pueden conseguir mediante el proceso de selección, la asignación directa y la iniciativa del alumno. El proceso de selección consiste en que el alumno solicite una práctica mediante SIGMA y que la empresa le seleccione posteriormente. La asignación directa se da cuando una empresa contacta directamente con un alumno para que desarrolle las prácticas allí. El tercer modo de conseguir una práctica es a través de la iniciativa del alumno, es decir, que presente su currículum en una empresa y, una vez le admita, rellene él mismo la solicitud de autorización académico de prácticas.

Compartir