CELIA FALCES MIRAVALLES | Fotografía: Mayela de Castro  |

Este 25 de marzo se celebra, como cada año, el Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la trata Trasatlántica de Esclavos. Tiene lugar con el objetivo de rendir un homenaje a todos los hombres, mujeres y niños, que han sido víctimas de la esclavitud, producto del racismo y los prejuicios sociales.

¿Qué es la esclavitud?

La esclavitud es una condición que nace como un fenómeno social en el que al ser humano se le trata sin ningún tipo de respeto. Al individuo se le obliga a trabajar día y noche en las condiciones más deplorables, sin recibir por ello ningún tipo de remuneración y donde solamente y en el mejor de los casos recibe  alimentos y un lugar para dormir. Por lo general, las personas a las que se usa como esclavas proceden de lugares donde existe una extrema pobreza, es decir, de países subdesarrollados.

Origen de la esclavitud

Desde tiempos muy remotos, la palabra esclavitud ya se conocía, simplemente hacia falta ver el trato que recibían algunas personas que eran consideradas como mercancías para sus dueños. No había ningún tipo de respeto por la condición humana, hasta el punto de que se les utilizaba para pagar deudas o como un mero regalo y sin ninguna clase de objeción.

Se cree que la práctica de la esclavitud tiene su origen en la época de la prehistoria. Sin embargo, se institucionalizó a partir de la labranza de las tierras, donde se requería la mano de obra de los esclavos. También fue una manera de castigar a las personas que cometían desacato de las leyes o graves delitos graves.

La trata trasatlántica, un crimen de lesa humanidad

El comercio trasatlántico, que se llevó a cabo durante más de 400 años, ha sido uno de los mayores crímenes de lesa humanidad que se ha cometido contra los seres humanos. La trata de miles de hombres, mujeres y niños se ha convertido en uno de los eventos más deplorables de la historia de la humanidad.

Producto de esta barbarie, millones de africanos fueron productos de venta y se les trasladó al continente americano para realizar trabajos forzados. Se les trató como verdaderas mulas de carga. Se les arrancó de sus hogares y se les alejó de su familia para vivir bajo el yugo y látigo de sus opresores.

Un monumento que honra a las víctimas de la esclavitud

En la Organización de las Naciones Unidas se encuentra un monumento que se erigió para rendir un homenaje a todas las víctimas de la esclavitud en todo el mundo. Esta edificación, es un recordatorio de los millones de hombres y mujeres a los que se vendió vendidos de manera ilegal para ser tratados como esclavos. Esta es una forma de vulnerar sus derechos humanos. Esta estatua se inauguró el 25 de marzo del año 2015 con el título ‘El Arco del Retorno’, que se eligió través de un concurso internacional y obtuvo el primer puesto. Su creador fue el reconocido arquitecto norteamericano Rodney León, cuyas raíces vienen de la raza negra, específicamente de Haití.